Hablar de Ronaldinho es hacerlo de uno de los jugadores de futbol con más “magia” y carisma que han existido dentro del terreno de juego. Ronaldinho, que con una sonrisa  conquistaba cualquier estadio que se le pusiera enfrente, se retira del futbol profesional.

Durante en una entrevista al periódico brasileño O Globo, su hermano y representante anunciaba que ‘Dinho’ colgaba las botas, confirmando lo que era un secreto a voces.

“Ya está, se acabó, esto ya era un hecho (su retirada), hace muchísimo que no juega.” dijo el hermano del futbolista.

Este joven brasileño que siempre sonreía en homenaje a su papa, fallecido cuando él era un niño, llego en el 19 de julio de 2003 al FC Barcelona procedente del Paris Saint Germain por tan solo 21.3 millones de dólares en esa época y como flamante campeón del mundo, en el mundial de Corea y Japón 2002.

PUBLICIDAD

Antes de recalar en el Barcelona había formado parte del Gremio entre 1998-2001 y el PSG desde 2001 hasta cambiar Paris por la ciudad española.

Este fue el fichaje galáctico de Joan Laporta, polémico presidente del club catalán, firmó por cinco temporadas. En ese periodo de tiempo el nacido en Porto Alegre, logró alzarse como Balón de Oro en 2005 y campeón de Champions en la temporada 2005 – 2006.

También tuvo tiempo de arrancar una ovación del Santiago Bernabéu, estadio del Real Madrid, con la camiseta del FC Barcelona tras una exhibición. O de dejarnos con la boca abierta con un golazo al Chelsea, capaz de dejar a dos defensas fuera de la jugada con un simple movimiento de cadera.

Coincidió en el FC Barcelona de los cuatro fantásticos junto con Samuel Eto’o, Deco y Henry. Además estaba Lionel Messi quien iba despuntando, donde después el rosarino heredó el 10 que el carioca defendió vistiendo los colores del FC Barcelona. En ese equipo también los mexicanos Rafa Márquez y Giovanni Dos Santos estuvieron presentes.

Tras 94 goles y cinco títulos con el FC Barcelona, en 2008 fue traspasado al AC Milán, el último gran equipo que se recuerda de los rossoneri acompañado de Ibrahimovic, Gattuso, Pirlo, Seedorf, Kaká y Maldini donde ganó una Serie A en la temporada 2010- 2011.

Después de su aventura italiana regreso a su natal Brasil donde defendió los colores del Flamengo y Atlético Mineiro, club con el que gano la Copa Libertadores en 2013 convirtiéndose en el único jugador de la historia en ganar Champions, Mundial, Copa América, Copa Libertadores y Balón de Oro.

También jugo una temporada en nuestro país, en los Gallos de Querétaro, club al que llevo a la final del Clausura 2015 que perdieron con el Santos Laguna.

Apuntó también su hermano que el ex futbolista quiere realizar una gira por Europa, Asia y América para tener una despedida a lo grande, así como un partido homenaje en el cual se está ya trabajando pero que no sería hasta después del Mundial de 2018 por el mes de agosto.

Dejará de competir al máximo nivel, pero su sonrisa seguirá iluminando campos en partidos de exhibición como los quiere hacer por su retirada, en definitiva, se va uno de los jugadores más queridos del mundo.

Obrigado Ronaldinho.

También puedes leer: Los 15 futbolistas mejor pagados de América

 

Siguientes artículos

‘Business as usual’, dice GM sobre renegociación del TLCAN 
Por

El vicepresidente de GM México afirmó que hay confianza en que se llegará a un acuerdo en la modernización del TLCAN....