MOSCÚ, Rusia. La relación entre Occidente y Rusia pasa por momentos complicados. El colapso del precio del petróleo y el cerco comercial impuesto por Estados Unidos y Europa a Moscú en los últimos años han orillado al Kremlin a buscar alternativas para impulsar el desarrollo económico.

Una de las vías de crecimiento que el gobierno ruso ha encontrado es la tecnológica y tiene un nombre: Rostec, un conglomerado creado por decreto del presidente Vladimir Putin en noviembre de 2007 con el objetivo de apoyar el desarrollo, la fabricación y la exportación de productos industriales de alta tecnología mediante el apoyo en el mercado interno y externo a las organizaciones rusas: desarrolladores y fabricantes de producción industrial de alta tecnología.

Rostec comenzó aglutinando a 426 empresas bajo el mismo techo, 148 de las cuales estaban en crisis, 28 estaban en bancarrota y 17 no realizaban ninguna actividad económica, según puede leerse en los documentos presentados por la compañía en su portal electrónico.

Los pasivos de las compañías ascendían a 630,000 millones de rublos (unos 8,600 mdd al tipo de cambio actual), pero sólo seis años después, en 2014, el conglomerado sumaba 663 empresas y reportaba ingresos anuales de 964,500 millones de rublos (alrededor de 14,600 mdd), y ahora intenta reforzar sus lazos con América Latina.

PUBLICIDAD

Forbes México viajó a Moscú para platicar con Vasily Brovko, director de Comunicaciones, Información e Investigación de Rostec, un hombre clave en la apertura global del conglomerado y de la industria tecnológica rusa en general.

Esto es lo que nos dijo:

 

Siguientes artículos

5 formas en las que usas mal tu tarjeta de crédito
Por

Hay ciertos hábitos que tenemos asimilados, como pagar siempre nuestros saldos mensuales y llamar al banco si perdemos u...