Notimex. El Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dijo que fueron 11 los intentos de contacto que hizo la Torre de Control para tratar de contactar al helicóptero accidentado en Puebla, en el que perdieron la vida Martha Erika Alonso Hidalgo y Rafael Moreno Valle.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el funcionario Federal expresó que hubo una falla en los datos, ya que ayer había mencionado que fueron nueve las llamadas de la Torre de Control del Aeropuerto Internacional de Puebla a la aeronave, sin embargo, fueron 11.

Cabe destacar que Jiménez Espriú comentó ayer que el día del accidente (24 de diciembre de 2018), la aeronave se comunicó con la Torre de Control, y se le dijo que cuando llegara a cierta posición (a aproximadamente 5 minutos) hablara nuevamente.

Por lo que, al pasar ese tiempo y no haber contacto, la torre llamó a la aeronave (11 veces, de acuerdo con la nueva información), y al no obtener respuesta alguna se emitió la alarma correspondiente y empezó la búsqueda del helicóptero.

En ese sentido, Jiménez Espriú dijo que “habrá absoluta transparencia, como se dijo en un principio, en todos los elementos de información que vayamos teniendo en relación con este lamentable suceso; no habrá ningún ocultamiento, ninguna simulación, ni ningún maquillaje de ninguna información, ni cifra”, apuntó.

El titular de la SCT reiteró que quedará absolutamente transparentado todo, ya que no hay ninguna restricción para presentar nada, sin embargo, “no vamos a dar información que permita la especulación”.

A su vez, el subsecretario de Comunicaciones y Transportes, Carlos Morán Moguel, hizo pública la comunicación entre la Torre de Control del Aeropuerto Internacional de Puebla y el helicóptero accidentado.

En ella se puede ver que a las 14:35 horas (tiempo local) la aeronave menciona que contactará a la torre “cruzando la estación”; mientras que a las 14:39 la torre pregunta por primera vez si la aeronave ya pasó la estación, y al no tener respuesta, realiza los siguientes 10 intentos de contacto, el último de los cuales fue a las 14:49 horas.

Dijo que a nivel internacional no se entrega información abierta hasta que esté terminada la investigación, sobre todo aquella que lleve a una conclusión irresponsable o que pueda imputar responsabilidades a alguien sin certeza.

Aclaró que históricamente la Dirección General de Aeronáutica Civil  tiene por regla la reserva de cinco años en el caso de solicitudes públicas de información, sin embargo, lo consideró excesivo y dijo que se van a revisar.

En ese sentido refirió que no se han dado a conocer más detalles del accidente porque “no hay nada que informar”, ya que los expertos internacionales siguen las investigaciones y no hay datos relevantes para dar a conocer.

“Buscaremos sacar reportes parciales, pero no tiene sentido porque el reporte lo van a integrar todas las autoridades y nunca se entregan reportes parciales hasta que se tienen la conclusión final, pero sí podemos decir cómo va”, apuntó.

Morán añadió también que hay una pieza del helicóptero faltante (amortiguador de masa), sin embargo, de acuerdo con los peritos nacionales y extranjeros no es relevante: “vamos a esperar a que también esto se aclare con la investigación, pero no vamos a especular en este tema”.

Informó también que no hay indicios de manipulación externa que haya provocada la caída del helicóptero; además, señaló que la aeronave salió del jardín de una casa particular, propiedad del empresario José Chedraui, ubicada a poco menos de tres kilómetros del lugar.

Te recomendamos: 

 

Siguientes artículos

CFE renegocia contratos con empresas por gasoductos con problemas
Por

En reunión con representantes de IEnova, Carso Energy, TransCanada y Fermaca, se expresó la voluntad superar las diferen...