La información presentada en materia de desarrollo económico y combate a la pobreza durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, durante su mensaje con motivo de su sexto informe de gobierno es incompleta y no presenta un balance adecuado del estado en estos rubros, advirtió Leticia Armenta, investigadora del departamento de Economía del TEC de Monterrey.

Al dirigirse por última vez a la nación para dar cuenta de su administración, Peña Nieto apuntó que entre los ejes en los que se enfocó el gobierno para desarrollar el potencial de la economía mexicana, están la consolidación de la estabilidad macroeconómica.

Sin embargo, un indicador que pone en duda la mencionada estabilidad macroeconómica es el incremento de la deuda pública en esta administración, recordó Armenta.

En cinco años el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), que agrupa todas las obligaciones financieras contraídas por el Gobierno Federal, creció 8.8 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB). Es decir, la deuda del sector público federal pasó de 37.2% del PIB a 42.7% en 2017 y se prevé que en 2018 alcance 45.5%.

PUBLICIDAD

“(La cifra) está lejos de lo que es saludable, aunque sigue siendo una deuda manejable y siempre va a haber países en posiciones peores a las nuestras, pero hay que tomar en cuenta que el nivel de desarrollo y la alta dependencia de recursos del exterior en términos de inversiones extranjera y los créditos, no es conveniente a nuestra economía la deuda que reportamos”, apuntó la académica.

Otro pronunciamiento durante el mensaje del ejecutivo federal sujeto a cuestionamientos es el enfocado en los “más de dos millones de mexicanos que salieron de la pobreza extrema”. El mandatario señaló que de continuar con la tendencia a la baja de los porcentajes de población en condición de pobreza o con carencias sociales en México se podría erradicar la pobreza extrema.

“Entiendo que en el discurso él se está enfocando en un sector muy focalizado al que denominamos pobreza extrema, a partir de esa reducción de la que se hace un cálculo halagüeño hacia adelante. Pero se tiene que considerar que cualquier crisis económica, cualquier recesión en el país provocaría que estas personas que recién salieron de la pobreza regresen a ella o personas que no estaban en pobreza extrema puedan integrarse”, dijo Armenta.

Al mencionar que este será el sexenio del empleo, Peña nieto olvida que existe un horizonte de mercado laboral preocupante, detalla la académica, enfocado en las condiciones de retiro en el futuro de los trabajadores.

“Si bien es cierto estas personas cuentan con un empleo, también es cierto es que jacia adelante una vez que terminen su vida activa probablemente no cuenten con los satisfactores suficientes y entonces estaríamos viendo una población nueva que estarían ingresando a este sector de pobreza”.

En ese sentido, señaló que el gran reto de la próxima administración se enfoca en eliminar la desigualdad económica que persiste en el país.

“Es un tema que realmente requiere una atención minuciosa, no es un fenómeno fácil de atender, la distribución del ingreso y la inequidad no se resuelven con programas sociales. Si no resolvemos la falta de equidad de distribución de ingreso, estamos construyendo una economía en dos mercados un mercado pauperizado y otro mercado mucho más reducido pero con una mayor posibilidad de adquisición, eso se traduce en conflictos sociales”, aseguró.

 

Siguientes artículos

Sexto Informe | Con EPN, la inversión extranjera creció 53% más que con Calderón
Por

En los últimos cinco años, con Peña Nieto, la inversión extranjera directa registró 193,000 mdd, de acuerdo con el Sexto...