Menos estadounidenses solicitaron el apoyo por desempleo, lo que alienta las perspectivas de que la fortaleza sostenida del mercado laboral pueda llevar a la Reserva Federal (Fed) a subir sus tasas de interés antes de que concluya el año.

De acuerdo con el Departamento del Trabajo, los pedidos iniciales del beneficio estatal por desempleo cayeron en 4,000 a una cifra desestacionalizada de 262,000 en la semana que terminó el 13 de agosto.

Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado una caída de los pedidos del subsidio a 265,000 para la semana pasada.

Asimismo, dio a conocer que la cifra de la semana previa se mantuvo sin cambios.

PUBLICIDAD

Las solicitudes se han mantenido durante 76 semanas consecutivas por debajo de 300,000 –un umbral asociado con condiciones saludables del mercado laboral–, el período más largo desde 1973.

 

Siguientes artículos

LinkedIn, la segunda red social favorita de los mexicanos
Por

Facebook sigue siendo la red social favorita de los mexicanos, pero resalta que LinkedIn está en segundo lugar de visita...