S&P cambió la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, y mantuvo calificación soberana del país en ‘BBB+’.

“La perspectiva refleja el riesgo de que un reciente cambio en políticas públicas dirigido a reducir la participación de la iniciativa privada en el sector energético, aunado a otros eventos que han afectado negativamente la confianza de los inversionistas, podría aumentar los pasivos contingentes del soberano y disminuir el crecimiento económico”, dijo la calificadora de riesgo crediticio en un comunicado.

De acuerdo con S&P, la nueva estrategia para el sector energético coloca una carga financiera adicional sobre Petróleos Mexicanos (Pemex), la cual tiene un legado de débil desempeño operativo y financiero, además de afrontar limitaciones en sus capacidades técnicas.

“También existe un riesgo de que la menor inversión del sector privado genere menores previsiones de crecimiento económico, lo que debilitaría la resiliencia económica del país”, dice el documento.

PUBLICIDAD

Te recomendamos: 

AMLO acusa a calificadoras de hipócritas y permitir el ‘saqueo’ a Pemex

 

Siguientes artículos

Monreal
Morena busca a sector financiero para regular comisiones bancarias
Por

El coordinador de los senadores de Morena, Ricardo Monreal, divulgó una reunión con reguladores y representantes del sec...