SpaceX lanzó con éxito la pequeña nave espacial no tripulada X-37B de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, la empresa de Elon Musk dirigió el despegue del cohete Falcon 9, el cual después de lanzar la nave, aterrizó para poder ser reutilizado posteriormente.

El lanzamiento estuvo en suspenso hasta esta mañana debido a la cercanía del huracán Irma, el cual se dirige hacia Florida, indicó la agencia AFP.

Este es el segundo lanzamiento que realiza SpaceX para el Pentágono; es mayo fue el primero y se trató de un satélite cuyos detalles se mantienen en secreto.

La nave espacial X-37B, también conocida como Orbital Test Vehicle (OTV), es uno de los dos aparatos de este tipo que se le conocen a la Fuerza Aérea estadounidense y ha sido ocupada ya en cuatro ocasiones.

X-37 OTV-nave espacial

Foto: US Air Force

“La quinta misión del OTV continúa mejorando el rendimiento y la versatilidad de este impulsor de tecnologías espaciales, que es también una plataforma para cargas útiles experimentales”, indicó la Fuerza Aérea en un comunicado.

“Para esta misión, la OTV transporta pequeños satélites, hará la demostración de un acceso más rápido al espacio y también permitirá probar tecnologías espaciales emergentes”, añadió.

En su misión anterior, el X-37B efectuó un vuelo orbital continuo de 718 días y aterrizó el 7 de mayo, destacó AFP.

Desde su primera misión en 2010, el artefacto se ha quedado cada vez más tiempo en órbita.

El X-37B mide 9 metros de largo y 4.5 metros de ancho y funciona con paneles solares.

 

Siguientes artículos

Línea 2 del Metro de Panamá tiene avance de 53%
Por

Lo que se destaca de la obra es el montaje del 90% de las vigas U en la Carretera Panamericana, el cual se espera haya c...