AUSTIN, Texas.- En el marco de las actividades que se realizaron del 8 al 10 de marzo durante el festival South by Southwest (SXSW) 2019, algunos exponentes coincidieron en que América Latina se ha convertido en menos de cinco años en un mercado de oportunidades para las pequeñas empresas.

Esto a pesar de que todo mundo sabe que competir contra los gigantes tecnológicos de Palo Alto, California es muy arriesgado para que una startup en una etapa temprana prospere.

De acuerdo el CEO de Bitso, Daniel Vogel; en el caso de México, las oportunidades en materia de servicios financieros son subestimadas, pues si bien el país carece de la infraestructura suficiente para dar acceso a la banca a todos los habitantes, hay 110 millones de líneas telefónicas en el país y el 85% de los mexicanos posee un smartphone.

Por su parte, la CEO y cofundadora de Runa, una firma de RH que facilita y organiza la nómina laboral para las empresas, Courtney McColgan; compartió su experiencia como CMO de Cabify y como en cinco años fue posible que una compañía que copió el concepto de Uber, creció su valor en ese tiempo de 20 millones de dólares a 1,500 mdd gracias a la lealtad de los empleados y su compromiso con la empresa.

En cuestión de financiamiento, el cofundador de Platzi, Christian Van Der Herst, aseguró que un mundo tan conectado como el de la era digital, es posible conseguir inversionistas hasta por redes sociales.

En este sentido, el cofundador originario de Colombia aseguró que así como los latinos saben bailar, también saben abrirse caminos a pesar de las barreras que puedan presentarse en el tema de obtener capital semilla para echar andar sus negocios.

“El mayor obstáculo entre un emprendedor y su sueño es la ejecución”, afirmó Vogel y dijo que aceleradoras como Y Combinator, Endeavour y otras, han creado un puente entre Silicon Valley y Latam para que pequeños empresarios reciban inversión y mentoría.

Esto es lo que ha contribuido a que el ecosistema de emprendedores se fortalezca, a que estas historias de éxito inspiren a más emprendedores a arriesgarse y a su vez, ingrese más dinero a la región, concluyeron los panelistas, y aseguraron que al igual que los modelos de negocio en Asia, las oportunidades en Latinoamérica están en la solución de problemas locales.

 

Siguientes artículos

La inclusión, un negocio que puede generar hasta 28% de ingreso extra a las empresas: Microsoft
Por

Fomentar la contratación de gente con capacidades diferentes no sólo se trata de una política que fomenta la cultura de...