Austin, TEXAS.- Una de cada cinco personas en el planeta tiene alguna discapacidad física o mental, lo que ocasiona a su vez, que no sean contratadas por las empresas, por la creencia de que su productividad no es rentable o que no pueden desempeñarse “normalmente” para un rendimiento óptimo.

Pero al excluirlos, también se están perdiendo del 15% de las opciones de talento en el universo laboral.

Para el panel “Inclusión radical, resiliencia social y ciudades inteligentes globales” llevado a cabo en el marco de las actividades del festival South by Southwest (SXSW) 2019, en el centro de convenciones del hotel Hilton en la ciudad de Austin del 7 al 17 de marzo, esto no tiene porqué ser un obstáculo para el crecimiento de la economía global ni un impedimento para el desarrollo.

Por el contrario, de acuerdo al exsecretario de turismo de México, Enrique de la Madrid; el vicepresidente global de estrategia y desarrollo para G3ict, James Thurston; y la evangelista técnica de accesibilidad de Microsoft, Megan Lawrence, más que un reto, es una obligación para las empresas, emprendedores y gobiernos incluir a este segmento de la población en el diseño de estrategias, ciudades inteligentes, políticas públicas y plantillas laborales.

México arrasa en competencia internacional de emprendimiento

Y es que de acuerdo a datos compartidos por los especialistas, una persona con discapacidad tiene el doble de posibilidades de caer en condiciones de pobreza y a su vez, ésta se considera, en cierto grado, un tipo de discapacidad “porque desconecta a las personas, las excluye de la economía y del desarrollo”.

Así lo afirmó De la Madrid, actual líder de la iniciativa Ciudades Inteligentes del Tecnológico de Monterrey, y aseguró también que problemas como la movilidad, la educación, la seguridad son problemas que afectan a toda la población y que no pueden dejarse en su totalidad en manos del gobierno.

“Todos tenemos que asumir responsabilidad en involucrarnos en la solución de problemas”, señaló el exfuncionario mexicano y asegura que incluir la tecnología es vital en el diseño de estas soluciones pues impacta al 50% de las personas que vive en las ciudades.

Por su parte, la representante de Microsoft compartió que a partir de un análisis de datos que hizo el gigante de la tecnología, se determinó que contratar a personas con discapacidad puede incrementar los ingresos de una compañía hasta 28%. Además, agregó que es posible identificar problemas y nuevas oportunidades de negocio a partir de las necesidades de sus propios empleados.

Para atender este tema, urbanistas y encargados del diseño de grandes proyectos de infraestructura en las grandes urbes deben poner especial atención en que el objetivo prioritario en las propuestas de smartcities sea la accesibilidad, tomando en cuenta que para 2050 el 75% de la población total vivirá en las ciudades.

Para el político mexicano, la falta de accesibilidad es justo el factor que ocasiona movimientos y protestas de antimodernización, pues sólo una parte de la población se ve beneficiada.

Para ejemplificar esto, De la Madrid hizo referencia a un tren rápido en una estación, en el cual se cierran las puertas, impidiendo que sólo algunos de los que esperan en el andén se suban y otros se queden fuera: “A los 15 segundos de que el tren avance, los que se quedaron fuera no sólo estarán retrasados, sino que jamás alcanzarán al vagón al que no pudieron subirse”.

 

Siguientes artículos

El mundo debe prepararse para la próxima pandemia de gripe: OMS
Por

Al definir un plan global para combatir la enfermedad viral y adelantarse a un posible brote mundial, la OMS aseveró que...