En sesión de periodo extraordinario de este lunes, prevista a iniciar a las 11:00 horas, el Congreso de Tabasco analizará y votará un dictamen que establece penas de cárcel a quienes impidan trabajos u obras públicas, o bien obstaculice vías de comunicación; iniciativa que generó polémica en redes sociales durante el fin de semana y fue llamada #LeyGarrote.

La tarde del pasado viernes, la Comisión de Seguridad Pública, Procuración de Justicia y Protección Civil, avaló la modificación para reformar el Código Penal, que de acuerdo con el el secretario de Gobierno, Marcos Medina Filigrana, no se trata de una ley antimarchas sino antiextorsionadores y contra los llamados pseudosindicatos, además de que garantiza la libre manifestación de los ciudadanos, siempre y cuando no afecten los derechos de terceros.

Esto debido a que hay quienes se amparan en una presunta lucha social para extorsionar a las empresas y a particulares, los cuales quieren quieren invertir en la entidad, pero no pueden, aseguró el legislador.

Por el contrario, la legisladora priista Ingrid Rosas, integrante de dicha comisión, dijo que votó en contra del dictamen al considerar la iniciativa como una ley antimarchas, que busca reprimir y censurar al pueblo.

El dictamen modificará los artículos 299; 306; 307 y 308, adicionando el artículo 196 Bis; y del artículo 308 Bis, del Código Penal de Tabasco, lo que contempla penas de 10 a 20 años de prisión a quienes realicen manifestaciones con marchas y bloqueos en carreteras o impidan la ejecución de obras públicas o privadas, entre otras sanciones.

Morena cuenta con mayoría absoluta en el Congreso de Tabasco al contar con 21 legisladores, por lo cual requiere de 18 votos para aprobarla.

Con información de La Jornada, Notimex y el Congreso de Tabasco.

 

Siguientes artículos

Cambios en el Coneval fueron para sacar al modelo neoliberal, aclara AMLO
Por

El mandatario señaló que no desaparecerá a la entidad, aunque señaló que se someterá a un plan de austeridad; y que la s...