Tele Fácil, una empresa Joshua Dean Nelson y Jorge Luis Blanco, reclama una compensación de 500 millones de dólares más intereses del gobierno de México, ya que marginó a la empresa de cualquier negocio de servicios de telefonía fija y móvil, internet y televisión por cable por presión de Telmex.

Los “demandantes solicitan una indemnización por daños derivados de infracciones al Tratado de Libre Comercio (TLC) por un monto aproximado de 500 millones de dólares, más los intereses calculados a partir de la fecha de la infracción hasta el pago, así como los costos del arbitraje, honorarios de abogados y otros gastos”, revela la denuncia interpuesta el 26 de septiembre de 2016.

“Las acciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) son tan arbitrarias, ilógicas y abiertamente inconsistentes con respecto a la reforma de telecomunicaciones de México, ya que plantea preocupaciones serias sobre si Tele Fácil fue marginado del mercado mexicano por presiones de Telmex”, manifiesta la denuncia.

La revocación del IFT del acuerdo de interconexión impidió una inversión clave de la compañía estadounidenses y toda posibilidad de entrar en el mercado mexicano de las telecomunicaciones, señala.

PUBLICIDAD

“Lo absurdo del planteamiento de la IFT a la interconexión sólo confirma el hecho de que México violó el TLC”, acusa el documento presentando ante la Comisión de las Naciones Unidas para el derecho mercantil internacional (UNCITRAL, por sus siglas en inglés).

La decisión adoptada por el organismo mexicano benefició en gran medida al proveedor de telecomunicaciones tradicional y dominante en México, es decir Telmex, dice.

El negocio fue concebido y desarrollado en 2009 por Joshua Nelson, Jorge Blanco y Miguel Sacasa por ofrecer telefonía fija local y de larga distancia, telefonía móvil, internet y televisión por cable en la República Mexicana.

El 7 de enero de 2010, los socios fundaron a Tele Fácil bajo las leyes de México para servir como una sociedad de inversión y de operación.

Por acuerdo entre los socios, Nelson proporcionó la totalidad del capital para que se pusiera en marcha el negocio y se comprometió a financiar el proyecto completamente hasta que fuera auto sostenible.

El empresario estadounidense también proporcionó todo el apoyo técnico y de ingeniería para actualizar el plan de negocio.

Por su parte, Blanco se hizo cargo de la negociación de los acuerdos de interconexión necesarias con los soportes pertinentes en el mercado mexicano de las telecomunicaciones.

Sacasa fue nombrado como director general de Tele Fácil, un cargo que le permitía supervisar las operaciones del día a día de la empresa de telecomunicaciones.

El 27 de mayo de 2011, Tele Fácil solicitó una concesión para operar como proveedor de telecomunicaciones en México.

Aunque el gobierno mexicano retrasó el trámite de la solicitud durante casi dos años; a la compañía con base en Estados Unidos le fue otorgado en última instancia una concesión el 17 de mayo de 2013.

La concesión autorizada era para ofrecer servicios de cuádruple play en México, que incluye los derechos para proporcionar telefonía fija local y larga distancia, internet así como los servicios de televisión por cable en la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

“Al final, el registro es claro que los actos y omisiones injustificables del IFT trabajaron para mejorar la posición económica del jugador dominante de México, que es Telmex, mediante la destrucción de las perspectivas de negocio de un nuevo competidor controlado desde Estados Unidos” agrega.

“Las medidas del demandado socavan no sólo directamente recientes reformas en el mercado de las telecomunicaciones en México, sino que también constituyen violaciones claras de las protecciones ofrecidas a los inversores de Estados Unidos en virtud del Capítulo XI del TLCAN”, concluye Tele Fácil.

 

Siguientes artículos

Pemex está en riesgo por alto pago de impuestos
Por

Hasta junio de 2016, la deuda de corto plazo representa casi 50% de las ventas totales que reportó Pemex en 2015 (1.1 bi...