El 45.9% de los mexicanos tiene como plan de vida permanecer con sus padres en lo que ahorra dinero para comprar una casa o departamento mientras no paga renta.

Tal cifra, que resulta de un sondeo realizado por ComparaGuru, se parece mucho a la revelada por la Reserva Federal de Estados Unidos, según la cual 48.9% de los jóvenes estadounidenses de 25 años aún viven con sus progenitores (ZeroHedge).

Se trata de personas con “mamitis financiera”, la que defino como el apego económico a los padres y que se expresa de distintas maneras.

Por ejemplo, si un joven trabaja y genera sus propios recursos financieros, pero sigue viviendo en casa de sus padres, aunque aporte a la economía familiar podría ser víctima de la mamitis financiera.

PUBLICIDAD

 

¿Por qué siguen en casa de sus papás?

Los motivos por los que muchos mexicanos salen tarde (o nunca) de la casa de sus padres son diversos, y son más claros cuando hablamos de la generación millennial.

Y es que ésta es una generación con más graduados de universidades, pero también endeudados, que además se enfrentan al desempleo al momento de concluir sus estudios y, por ende, carecen de recursos para vivir de manera independiente.

Asimismo, existen casos de gente mayor que no logra cortar el cordón umbilical con sus padres por mera comodidad.

Otro motivo para no dejar el techo materno puede ser el acomodo de los gastos. Por lo menos en México vivimos en una cultura aspiracional, en la que muchas personas gastan más de lo que generan y terminan cometiendo grandes errores financieros como usar la tarjeta de crédito como extensión para cubrir gastos al final de la quincena. Viajar, comer bien y vivir experiencias nuevas son razones para vivir al día o endeudado.

Claro que la razón también puede ser que el ingreso percibido no es suficiente para independizarse, por más que se gaste de manera mesurada. Si éste es el caso, el problema se convierte en uno de ingresos, y la solución no es recortar gastos, sino producir más dinero.

 

¿Qué puedes hacer para generar más?

Platicando con los jóvenes mexicanos que viven de manera independiente, descubrimos que vivir por tu cuenta puede resultar muy costoso y requiere limitar ciertos gastos o sacrificar otros; sin embargo, vale bien la pena el esfuerzo a cambio de la libertad y el sentimiento de progreso al volar con alas propias.

Si has descubierto que el problema es tu ingreso puedes hacer dos cosas:

  1. Busca otras fuentes de ingreso. Hoy en día existen cientos de plataformas donde puedes ponerle precio a tu trabajo como freelance. Un ejemplo es generar contenido o aplicaciones para sitios web, pero existen otras alternativas, según tu perfil e intereses. Freelancer.com y Upwork.com son algunas y, lo mejor, ¡puedes combinarlas con otros trabajos!
  2. Sí, es cierto que cuando hablamos de inversiones muchas veces no entendemos bien cómo funciona y no tenemos el tiempo para investigar y seguir el hilo a las bolsas financieras del mundo. Lo bueno es que también existen aplicaciones sencillas para invertir tu dinero de manera segura. Drivewealth es un ejemplo. ¡No pierdes tiempo y tienes un ingreso extra!

El apego económico a los padres es entendible cuando se pasa por una situación temporal de escasos recursos que no permite vivir de manera independiente, pero no es justificación para no buscar hacerse de más recursos económicos, y así conseguir adquirir un espacio propio eventualmente. Invertir, un trabajo de freelancer o incluso realizar compraventa en línea son buenas maneras de resolver problemas de ingresos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo puedes globalizar tu carrera profesional
Por

Hoy es importante globalizarse uno mismo para llegar a ser un candidato muy colocable en el mercado laboral. Te digo cóm...