Reuters.- Tres personas murieron el viernes en el suroeste de Francia cuando un hombre armado robó un vehículo, abrió fuego contra la policía y luego tomó rehenes en un supermercado gritando “Allahu Akbar” (Alá es el más grande).

Más tarde, la policía irrumpió en el supermercado de la pequeña localidad de Trebes y el atacante murió abatido, dijo el ministro del Interior Gerard Collomb en el lugar.

El presidente Emmanuel Macron aseguró más tarde que además de los tres muertos el ataque -que calificó de “terrorismo islámico”- dejó 16 personas heridas y que los servicios de seguridad estudiaban la adjudicación del hecho por parte del grupo Estado Islámico.

“Insto a nuestros conciudadanos franceses a que se mantengan consientes de la amenaza terrorista, pero también que sepan de la fuerza y la resistencia que nuestra gente demostró cada vez que fue atacada”, dijo Macron.

PUBLICIDAD

El atacante de 26 años de la ciudad cercana de Carcassonne, llamado Redouane Lakdim, era conocido por las autoridades como un criminal menor pero no era considerado una amenaza islamista, aseguró Collomb, agregando que se creía que había actuado de manera solitaria.

Más de 240 personas han muerto en Francia en ataques desde el 2015 a manos de personas que juran lealtad a Estado Islámico o dicen haber sido inspirados por el grupo extremista. El propio Estado Islámico reivindicó el reciente atentado, pero no entregó detalles.

El último ataque letal en Francia se produjo en octubre de 2017, cuando un tunecino acuchilló y mató a dos mujeres jóvenes en Marsella antes de que fuera abatido por soldados. Estado Islámico también se adjudicó ese hecho.

“Todos los días detectamos y frustramos nuevos ataques. Por desgracia, este golpeó sin que pudiésemos contrarrestarlo”, afirmó Collomb.

Lakdim primero mató a una persona de un tiro en la cabeza cuando robó el auto en Carcassonne, una de las mayores atracciones turísticas de Francia. Luego le disparó a cuatro policías que hacían ejercicios antes de tomar rehenes en el supermercado en Trebes, a unos 8 kilómetros al este, donde murieron dos personas.

Un teniente coronel de 45 años se intercambió por uno de los rehenes, dijo Collomb, agregando que el agente de 45 años resultó seriamente herido. Macron afirmó que luchaba por su vida.

 

Siguientes artículos

Legisladores piden a Zuckerberg testificar por ‘epic fail’ de Facebook
Por

La audiencia, sugerida por los líderes de la Comisión de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, examinará la...