En México, los principales productos de crédito otorgados por la banca financiera son tarjetas de crédito y créditos personales, aproximadamente 3 de cada 4 créditos autorizados corresponden a estos productos, según  el Reporte Nacional de Inclusión Financiera 2017.

Cuando una persona maneja diferentes tarjetas de crédito o ha solicitado varios préstamos, es difícil que tenga una visión clara del monto que adeuda o las tasas de interés de cada producto. Tener diferentes fechas y montos de pago para cada crédito llega a causar conflictos en tus finanzas personales si no tienes una correcta organización de tu dinero.

Una de las opciones más viables para pagar y consolidar todos los adeudos que tengas es transferir la deuda de un banco a otro, o bien, de una institución crediticia a un banco. La principal modalidad para transferir una deuda es a través de una tarjeta de crédito.

Entre las principales ventajas de transferir deudas a una tarjeta de crédito están:

PUBLICIDAD
  • Obtener una mejor tasa de interés. Ya sea que la tasa de interés sea menor a la de los productos contratados o te ofrezcan una tasa de interés fija.
  • Mayor plazo para liquidar los adeudos. Puedes elegir un mayor tiempo para liquidar las deudas, por lo general estos plazos van de 6 hasta 48 meses, o bien, puedes establecer el plazo que más te convenga.
  • Unificar pagos. Al tener todos los adeudos en una sola tarjeta de crédito, puedes tener un mejor control del monto que debes pagar mes con mes.

Sin embargo, para realizar una transferencia de deuda debes estar consciente de:

  • Elegir un solo beneficio. Es decir, no puedes elegir transferir el adeudo a una tasa de interés preferencial al plazo que quieras, deberás seleccionar entre la tasa de interés o un mayor plazo.
  • Estar al corriente en los pagos. Al momento en que decides transferir una deuda, los bancos te solicitarán que estés al día con los pagos del préstamo o tarjeta de crédito.
  • Línea de crédito autorizada. El banco es quien determina el límite de crédito que otorga a una persona, por lo que deberás conocerlo para saber si es viable esta opción.
  • No todos los bancos o tarjetas de crédito ofrecen esta opción. En ocasiones la modalidad de transferencia de deuda la ofrecen ciertos bancos o tarjetas de crédito, por lo que debes investigar si cumples con los requisitos para solicitar el producto financiero. Incluso hay bancos que ofrecen la opción de transferencia de deuda solo por invitación a ciertos clientes.

Si ya conoces los puntos anteriores y optaste  por transferir tu deuda, lo ideal es que:

  • Te asegures que la tasa de interés sea menor a la que estás pagando en los créditos solicitados.
  • Si eliges pagar una mensualidad menor, el plazo de tu deuda se incrementará.
  • Establece un presupuesto, con la finalidad que conozcas la cantidad máxima que puedes destinar al pago de la mensualidad.

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: coru

Blog: coru.com

Página web: coru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

canada-mariguana-cannabis
Hora de repensar la estrategia contra las drogas
Por

Se ha reiterado la necesidad de generar una postura conjunta e integral entre las naciones, que no sólo implica la legal...