sismo-s19Aunque han pasado 24 meses desde que el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter provocó daños o derrumbes en 11,893 inmuebles, el proceso de reconstrucción apenas empieza. 

La gestión de Miguel Ángel Mancera al frente del Gobierno de Ciudad de México, integró siete días después del siniestro una Comisión para la Reconstrucción de la capital del país, al que se le asignaron 8,772 millones de pesos –que incluían 1,500 mdp derivados del Fondo de Reconstrucción para entidades Federativas-, pero 15 meses después no hay avance en los objetivos de este órgano, aseguró César Cravioto, presidente de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México de la actual administración.

COBERTURA FORBES MÉXICO: A DOS AÑOS DE LOS SISMOS DE 2017

Las viviendas afectadas fue el rubro que menos se atendió, advirtió.

El objetivo de esta Comisión era enfocarse en la reconstrucción, recuperación y transformación de Ciudad de México, misma que en un primer momento estuvo controlada por los legisladores locales quienes determinaban el destino de los recursos, pero eso cambió cuando se acusó a integrantes del PAN y PRD de intentar destinar estos recursos para promoción electoral.

Te puede interesar: Desconocen autoridades situación de negocios afectados por sismo del 19S

“En vivienda unifamiliar el gobierno anterior no construyó ninguna casa, en cuanto a edificios, a excepción de edificios en obra, no entregaron ni uno y para su reconstrucción se tenían establecidos esquemas muy complicados (para acceder a los apoyos) como que se tenía que contar con un esquema, etcétera y por eso no se pudo avanzar”, apuntó el funcionario en entrevista con Forbes México. 

Para retomar el proceso de rehabilitación y construcción de espacios devastados por el sismo del 19 de septiembre de 2017, el gobierno de Claudia Sheinbaum llevó a cabo un censo de las casas afectadas que reveló que las viviendas dadas eran más del doble de las registradas en la administración anterior. 

 

“Ellos tenían en su plataforma 7,000 viviendas dañadas, nosotras hicimos un censo y creció a 17,700 lo cual había más de 10,000 viviendas que no tenían registrado para atención”, explicó Cravioto. 

El nuevo encargado de la Comisión para la Construcción de la Ciudad de México asegura que desde el arranque de la administración de Sheinbaum se enfoco en atender a las viviendas dañadas a través de un esquema de atención de cuadrantes. 

TAMBIÉN LEE: Anuncian Plan Integral de Reconstrucción para la Ciudad de México

“Son casi 12,000 viviendas unifamiliares dañadas, organizamos los cuadrantes de información, en cada cuadrante hay una empresa constructora, una empresa supervisora, un director responsable de obra y cada cuadrante tiene su plan de obra, hoy ya tenemos 3,000 viviendas que están en proceso de intervención y se han encontrado y ya se han entregado 430 viviendas”, apuntó. 

Respecto al avance en la intervención de los edificios de departamentos dañados, 140 de ellos se encuentran en obras, de los cuales 60 ya estaban siendo intervenidos por el gobierno anterior. La meta es que para 2020 hayan concluido obras de construcción o rehabilitación en todos. 

Investigación por corrupción 

La gestión de los procesos de reconstrucción no sólo se retrasaron, sino que existen elementos que señalan que hubo corrupción en la contratación de obras, afirmó el funcionario. 

La Comisión junto con la Contraloría de la Ciudad de México llevan a cabo la revisión técnica y financiera de 23 proyectos de reconstrucción. 

“Queremos descartar si hubo o no hubo recursos inflados en la reconstrucción. Por ejemplo, tenemos elementos que nos dicen que hubo contratación de demoliciones a precios muy superiores a lo que nosotros estamos contratando, ellos estaban demoliendo a precio de 2,500 o 3,000 pesos el metro cuadrado, nosotros estamos demoliendo a 500 pesos el metro cuadrado”. 

De acuerdo con el funcionario, uno de los objetivos de la actual gestión es evitar el aumento de precios en la contratación de empresas que lleven a cabo las obras, por ello se integró un área enfocada en la comparación y supervisión de costos, con la que la administración ha  ahorrado 400 millones de pesos, entre los costos negociados con las empresas y lo aprobado en el presupuesto.

 

Siguientes artículos

La 4T tampoco tiene prisa en la reconstrucción por los sismos
Por

El gobierno federal lleva un avance de apenas 30% en las obras de reconstrucción que se impuso él mismo para este 2019....