Un día después del 19 de septiembre, los negocios de algunas zonas de la Ciudad de México como la colonia Roma, Condesa y Zona Rosa permanecieron con las cortinas abajo por los daños en calles aledañas, afectaciones en su infraestructura o en el personal.

Incluso, tiempo después del terremoto muchos no se atrevían a asistir a restaurantes, cines, bares u otros centros de entretenimiento, por el miedo a que los sorprendiera otro terremoto lejos de casa.

En la Ciudad de México, alrededor de 2,603 negocios se vieron afectados, de los cuales el 84% eran comercios individuales y 16% fueron de mercados públicos, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) capitalino. Sin embargo, a un año del sismo, no se sabe cuántos locales ya están restablecidos al 100%.

A solicitud de Forbes México, la dependencia señaló que no se tiene el dato del estatus actual de dichos negocios afectados, aunque indicó que se mantiene el dinamismo económico en la Ciudad de México, donde se reportó un crecimiento de 2% a una tasa anual en el segundo trimestre de 2018.

PUBLICIDAD

Te recomendamos: La IP, un jugador de peso que no deja de apoyar a víctimas de los sismos de 2017

En noviembre de 2017, el ex titular de la Secretaría de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski, informó en una comparecencia de la Asamblea Legislativa que el 93% de los negocios afectados ya estaban en actividades.

La Zona Rosa fue la de mayor afectación económica, seguida por la Del Valle-Narvarte y Roma Norte, arroja el Segundo Informe de la Afectación de la Actividad Económica después del terremoto de la Oficina Virtual de Información Económica CDMX (OVIE), de la Sedeco e INEGI, en términos de empleados y valor de la actividad económica.

Por ejemplo, en la Zona Rosa, donde las calles están llenas de bares y restaurantes, se vieron afectados 110 negocios de los 3,250 establecimientos que existen ahí, de acuerdo con el reporte que incluye siete zonas más: Lindavista, Condesa (Hipódromo), Roma Norte, Del Valle-Narvarte, Coapa (Girasoles y Tenorios), Xochimilco (San Gregorio Atlapulco) y Tláhuac (Del Mar), que fueron censadas por la OVIE.

En la zona Del Valle-Narvarte se vieron afectados 75 negocios y 143 en la Roma Norte, añade el informe. En conjunto, las ocho zonas representaban 36,700 millones de pesos mensuales.

 

Siguientes artículos

Fitch recorta pronóstico para crecimiento global de 2019 por guerra comercial
Por

La agencia de calificación crediticia redujo en 0.1 puntos porcentuales su pronóstico sobre el crecimiento global para 2...