El anuncio de que el presidente electo cancelará la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco no fue bien recibida por los mercados financieros, pues esta decisión que se tomó tras una consulta ciudadana ocasionó la depreciación del tipo de cambio y una caída en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV). Incluso, los organismos que representan al sector empresarial han enfatizado en que la interrupción de este proyecto da un mensaje grave a los inversionistas.

En la tarde de ayer lunes, 29 de octubre, el peso se colocó en las 20.05 unidades frente al dólar, lo que significó un desplome de 3.62%, tomando como precio de referencia los 19.35 pesos del viernes, de acuerdo con Reuters. En tanto, la BMV cayó 4.2% a 43,879.13 puntos, su mínimo nivel de cierre desde febrero de 2016.

En específico, ¿qué les preocupa a los inversionistas? En primer lugar, entre los factores que generan incertidumbre se encuentra el presupuesto federal de 2019 ante los costos de cancelación del NAIM, de acuerdo con la Casa de Bolsa Intercam.

“Nos parece que la principal preocupación de los mercados no es la decisión per se del aeropuerto, sino obedece a un posible desbalance en las cuentas del gobierno, que obligue a la postre al gobierno mexicano a asumir mayor deuda y comprometer las calificaciones crediticias… Adicionalmente, en el 2019 se tendrá que contemplar una partida que contenga el pago por la cancelación de los contratos que de las obras concesionadas”,  indicó la institución financiera.

En la consulta ciudadana que se realizó del 25 al 28 de octubre se resolvió que se reacondicionará el aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y se edificarán dos pistas en la base aérea de Santa Lucía, en lugar de continuar con la construcción en Texcoco. El ejercicio se efectuó luego de la oposición inicial del presidente electo Andrés Manuel López Obrador hacia el nuevo aeropuerto en la campaña electoral.

Puedes leer: Aunque AMLO lo niega, UBS teme un referéndum para ampliar su sexenio

En conferencia de prensa, Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que la cancelación de dicho proyecto podría significar un costo de entre 100 y 120,000 millones de pesos. Lo anterior incluye 40,000 millones de pesos de liquidaciones de los contratos que están vigentes por dicho proyecto.

En una segunda parte, entre las preocupaciones se encuentra la señal que envía el gobierno electo respecto a las decisiones que debe tomar el presidente.

“Esta es otra preocupación que ha surgido con la consulta realizada. Se empieza a cuestionar que las decisiones del ejecutivo sean legitimadas a través de consultas públicas y con esta nueva forma de gobierno se puedan cambiar las reglas del juego, incluso en conferencia de prensa el presidente electo habló de la posibilidad de modificar el artículo 35 constitucional que habla de las bases que se tienen que llevar a cabo para realizar consultas públicas”, destacó Intercam en su análisis Cancelación del NAIM: Posibles consecuencias.

Finalmente, Intercam indicó que una tercera preocupación es la falta de apetito para aumentar las inversiones extranjeras y domésticas.

En anteriores declaraciones, Manuel Molano, director general adjunto del IMCO, indicó que la cancelación de la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco podría dañar la reputación internacional del país en materia de inversiones.

“La decisión de cancelar el aeropuerto e iniciar estudios para construir dos pistas en Santa Lucía manda un mensaje grave a los mercados internacionales e inversionistas…”, agregó Juan Pablo Castañón.

Te recomendamos: Santa Lucía, mensaje grave a los mercados e inversionistas: CCE

 

Siguientes artículos

AMLO requiere de apoyo de empresarios, pero reversa al NAIM los inquieta
Por

Parar un proyecto de infraestructura y proceder a la construcción de dos pistas y una terminal civil en la base aérea mi...