Las elecciones legislativas de noviembre de Estados Unidos ya no tendrán una campaña electoral bipartita. Porque la política comercial de Trump ha instigado la aparición de un nuevo actor que se suma al enfrentamiento entre Demócratas y Republicanos: la sociedad civil organizada.

En concreto, los representantes de 80 de las principales organizaciones de empresas minoristas, manufactureras, tecnológicas y de servicios del país se han coaligado en la organización Estadounidenses por el Libre Mercado (AFT, por sus siglas en inglés). Entre otros, ahí marchan el Instituto del Petróleo de EU o la Asociación de Internet.

Esta, junto con Agricultores a favor del Libre Comercio (FFT) presentaron este miércoles su campaña multimillonaria con el lema “Tariffs Hurt the Heartland” (“Las tarifas perjudican el corazón del país”).

Agricultores de EU vienen a México a defender el TLCAN

PUBLICIDAD

El objetivo de este movimiento es contar las historias de las familias, trabajadores, negocios y agricultores que se han visto dañados por la guerra comercial de Donald Trump y, por ende, defender los beneficios de la globalización del comercio.

“Si estás en Iowa o Pensilvania no es solamente que las tarifas están minando el precio del maíz, la soya o el cerdo. Sino que el precio del jabón de lavar platos está gradualmente aumentando, o los negocios locales han pospuesto planes de expansión por el precio del acero o el aluminio”, explica el director comercial de la FFT, Brian Huehl.

“La cadena de valor del marisco (comprado a EU) tiene bajos márgenes de utilidades. Un arancel del 10% perjudica a pequeños y grandes negocios, pero uno del 25% los devasta y cuesta empleos. Las tarifas de China (en respuesta a las de EU) aplicadas al marisco americano ya ha provocado despidos”, explica el presidente del Instituto Nacional de Pesca, John Connelly.

“Urgimos al consumidor americano que compre su roba de invierno ahora, pues se prevé una larga, aburrida y amarga temporada de tarifas”, afirma el presidente y director general de la Asociación Estadounidense de Ropa y Calzado (AAFA), Rick Helfenbein.

Estos son algunos ejemplos de los motivos e historias que la AFT utilizará para evidenciar que la política proteccionista de Trump hace más caro vender productos estadounidenses a nivel local que en el exterior. Según publican en la página web de la coalición, “esto está disminuyendo el liderazgo del país en las principales industrias”.

La campaña empezará este mes de septiembre en Chicago, Nashville, Pensilvania y Ohio, y consistirá en una amplia variedad de eventos.

Por ejemplo: comerciales en televisión, radio e internet, un war room para dar seguimiento a la veracidad de la información publicada y responder a las declaraciones relacionadas con las tarifas, o contactar directamente a miembros clave del Congreso.

Las elecciones de medio término se celebrarán el próximo 6 de noviembre. Están en juego 435 escaños en la Cámara de Representantes y 35 de los 100 del Senado. Asimismo, también se elegirán 39 gobiernos estatales y gobiernos locales.

Puesto que la primera mitad del mandato de Donald Trump ha estado rodeada de polémica, estas elecciones se leerán como un referéndum de aprobación de su gestión al frente del Ejecutivo federal.

 

Siguientes artículos

Francia apuesta por trenes sin conductor para 2023
Por

La compañía nacional de ferrocarriles de Francia se propone desarrollar trenes autónomos y ponerse a la vanguardia del t...