De acuerdo con información revelada por la cadena de televisión brasileña Globo, el gobierno estadounidense intervino redes informáticas de la SWIFT, misma que comparte información relacionada con transacciones de todo el mundo con la Unión.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

BRUSELAS  – La Unión Europea (UE) exigió tener charlas con Estados Unidos para establecer si el servicio de inteligencia de su aliado estuvo recolectando información en secreto de una base de datos global en Bélgica.

La comisaria de Asuntos Internos de la UE, Cecilia Malmstrom, dijo a través de Twitter que había hablado con funcionarios estadounidenses y les expresó fuertes preocupaciones por la intervención de datos financieros por parte de autoridades de inteligencia del país norteamericano.

“Hoy se procedió con una carta, pidiendo consultas bajo el acuerdo del TFTP (Programa de Seguimiento de la Financiación del Terrorismo). Necesitamos respuestas claras y satisfactorias”, escribió Malmstrom.

Ante la falta de ese tipo de respuestas, la UE podría revocar un acuerdo que permite a Estados Unidos acceder a información bajo el TFTP. Esa decisión sería objeto de aprobación de los estados miembros de la UE.

Según documentos estadounidenses filtrados y publicados por Globo, la principal cadena televisiva de Brasil, el Gobierno de Estados Unidos intervino redes informáticas de compañías como Google Inc., la petrolera estatal brasileña Petroleo Brasileiro SA y la Sociedad de Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales (SWIFT, por su sigla en inglés).

La UE comparte información de la base de datos de la SWIFT, que intercambia mensajes financieros relacionados con transacciones de todo el mundo, pero solo lo hace con el Tesoro de Estados Unidos para ayudar a interceptar posibles planes terroristas.

En el 2010, la UE y Estados Unidos firmaron un acuerdo formal para limitar la cantidad de datos que pueden extraerse.

Cada una de las partes puede terminar el acuerdo en caso de que se produzca una violación severa, pero solo después de consultas mutuas para establecer si se infringieron los términos del pacto.

Europa se sintió perturbada por otras revelaciones acerca de que la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos había estado espiando a ciudadanos europeos mediante el rastreo de grandes cantidades de datos de correos electrónicos y llamadas telefónicas tanto de estadounidenses como de extranjeros.

 

Siguientes artículos

Michael Dell logra aprobación de compra
Por

Esta mañana accionistas emitieron su voto a favor del fundador de la compañía y su socio, luego de que Carl Icahn  aband...