Acaba de venderse la primera propiedad del mundo a través de tokens no fungibles (NFT) y es algo que podría conmocionar al mercado del Real Estate, debido a que la iniciativa conecta eficaz y económicamente a dueños de bienes raíces con activos digitales.

La historia comienza en 2017, cuando el fundador de TechCrunch, Michael Arrington, hizo historia al comprar el primer apartamento del mundo respaldado por blockchain en Propy, la plataforma inmobiliaria que busca revolucionar la forma en la que podemos comprar una propiedad, a partir de ahora.

Finalmente, días pasados Propy concretó la venta de la propiedad NFT, un apartamento estudio con sede en Kiev, que arrancó en los 20,000 dólares (equivalentes en criptomonedas), alcanzando los 36 ETH, aproximadamente unos 93,000 dólares.

La venta del inmueble a través de NFT. Foto Propy.

Lee más Lamborghini anuncia eléctricos para 2024 y muestra cómo será el futuro de sus autos

La importancia del proceso es la siguiente, ya que el NFT de la propiedad, basado en Ethereum, que almacena contratos inteligentes, incluye estas líneas de código que describen el conjunto de reglas que deben cumplirse antes de que se pueda desbloquear y transferir dinero, y no necesita un tercero para facilitar la transacción.

Para aquellos que están familiarizados con los bienes raíces, los contratos inteligentes pueden sonar similares a poner la propiedad NFT en custodia, representando un acuerdo legal en el que un tercero detiene temporalmente la transferencia de dinero o propiedad hasta que se cumpla una condición particular.

De esta forma, la blockchain Ethereum se está volviendo cada vez más atractiva como una nueva vía para concretar transacciones inmobiliarias, debido a que en lugar dar depósito en garantía, por ejemplo, los compradores y vendedores pueden simplemente responder sobre contratos inteligentes basados ​​en la cripto.

Venta de una propiedad en NFT ¿el futuro de los contratos electrónicos?

Como los NFT son en definitiva certificados digitales, también certifican la propiedad, lo que facilita la transferencia digital de sus derechos de propiedad al nuevo dueño.

A posteriori, la venta se registra en la blockchain de Ethereum, minimizando el papeleo y evitando una transferencia de la propiedad a través de una escritura convencional, momento donde los certificados NFT minimizan el papeleo.

El punto es que los NFT no solo pueden ayudar a “tokenizar” la propiedad simplificando los contratos, sino que también pueden ayudar a los propietarios a usar sus casas como garantía para préstamos sin el complicado proceso de aprobación.

En la actualidad, ya se puede usar criptomonedas para asegurar un préstamo, como la plataforma de criptoprestamos Nexo, que presta la mitad del valor de su garantía en cripto, sin someterse a un proceso de aprobación agotador, debido a que si el prestamista tendrá acceso a su s criptomonedas en garantía.

En definitiva, los préstamos respaldados por criptografía tienen un tiempo de respuesta rápido, en tanto los dueños pueden usar sus propiedades bajo NFT para pedir dinero prestado de manera casi inmediata y eficiente sin recurrir a los bancos y sin el complicado proceso de demostrar solvencia crediticia, porque toda la garantía esta en el registro blockchain.

En este sentido, el presidente de la Asociación Internacional de Bienes Raíces Blockchain fundada en 2013, Henry Elder, dice “imagínese que pudiera comprar una propiedad como NFT e instantáneamente pedir prestado contra ese NFT con una tasa de interés del 2 al 4%”, evitando transferencias bancarias, comisiones y el dolor de cabeza del papeleo.

Por su parte, desde Propy dicen que hasta ahora han procesado transacciones por valor de 1,000 millones de dólares (mdd) a través de su plataforma, incluyendo la reciente venta del departamento del propio Arrington y Tim Draper, el inversor detrás de la ronda de capitales que dio vida a la inmobiliaria basada en blockchain.

Asimismo, Natalia Karayaneva, CEO de la plataforma de bienes raíces bajo cripto, sostiene que “este NFT pasará a la historia. Para Propy, es un hito importante en el aprovechamiento de la promesa de la tecnología blockchain y los tokens no fungibles para lograr transacciones inmobiliarias ‘autónomas’ y participación inmobiliaria en la economía financiera descentralizada”.

El proceso de venta de la propiedad fue el siguiente, Arrington firmó documentos legales diseñados por los abogados de Propy para que la NFT sea transferida a la propiedad del comprador. Luego de la subasta NFT, la plataforma recibe el pago en criptomoneda y el ganador de la subasta se convierte en propietario en un minuto, después de completar los detalles de verificación de usuario.

La propiedad en cuestión pertenece a una entidad con sede en Estados Unidos y una vez completa la subasta, el nuevo propietario de la NFT se convierte en el dueño y, por lo tanto, de la propiedad en sí, debido que este proceso se repite cada vez que se revende el NFT adjunto a la propiedad.

Te puede interesar Uber adquirirá finalmente el 100% de Cornershop

 

Siguientes artículos

criptomonedas mercado
Criptomonedas se desploman mientras China amplía sus restricciones
Por

Las limitaciones a la minería de criptomonedas en China redujeron la producción de la divisas digitales en el país más d...