Notimex.- Venezuela rechazó las declaciones de los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de Brasil, Jair Bolsonaro, quienes se reunieron la víspera en la Casa Blanca y señaló que hacen una “apología de la guerra”.

“Resulta grotesco ver a dos jefes de Estados con cardinales responsabilidades internacionales hacer apología de la guerra sin destemplanza alguna, en flagrante violación de la Carta de Naciones Unidas”, dijo la cancillería venezolana en un comunicado.

Por su parte, Jorge Arreaza, canciller venezolano, señaló en su cuenta de Twitter que “el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela expresa su contundente rechazo a las peligrosas declaraciones de los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y del Brasil, Jair Bolsonaro”.

En el comunicado difundido en esa red social la Cancillería venezolana apuntó que “preocupa sobremanera la influencia guerrista estadunidense sobre Brasil y las tesis supremacistas de Donal Trump sobre Jair Bolsonaro. Sin duda ambos presidentes reflejan las ideas más retrogradas para los pueblos de la región, así como la paz y seguridad mundial”.

En la reunión que sostuvieron este martes los mandatario de Estados Unidos y de Brasil, Trump aseguró que mantiene junto a su homólogo brasileño “todas las opciones sobre la mesa” en lo relativo a Venezuela.

Puedes leer: Aeropuerto de Costa Rica, premiado por ser el de mayor mejora en Latinoamérica y el Caribe

Trump dijo que se deben imponer sanciones “más duras” a Venezuela. “En algún momento, me imagino que las cosas cambiarán, pero aún no hemos hecho las sanciones realmente duras (…) todas las opciones están abiertas, así que podemos hacer sanciones más duras”, aunque no especifico que cuestiones podría implicar.

El gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro “eleva su denuncia ante ante esta amenza contra la paz y seguridad internacional al tiempo que llama a los pueblos del mundo a estar alerta ante las pretensiones de poner la Amazonia suramericana al alcance de las potencias militares extrarregionales”, refiró la Cancilleria.

“El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela seguirá trabajando con base en el derecho internacional a fin de garantizar la condición de América Latina y el Caribe como zona de paz”, consideró.

“Ninguna alianza neofascista logrará doblegar la voluntad independiente y soberana del pueblo venezolano, ni tampco tendrá éxito al pretender sembrar odio y estrategias guerristas entre los pueblos de Nuestra América”, puntualizó.

Venezuela enfrenta una crisis política, económica y social que llevó a que el presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, Juan Guaidó, se juramentara “presidente encargado del país”, al argumentar que las elecciones de mayo de 2018 en la que resultó reelecto el presidente Nicolás Maduro, fueron fraudulentas.

La comunidad internacional se ha divido entre los que reconocen a Guaidó, entre ellos Brasil y Estados Unidos, los que respaldan a Maduro, así como los que se pronuncian por un diálogo para resolver la crisis, que sobre todo aqueja a la población venezolana.

 

Siguientes artículos

‘El Bronco’ presume un nuevo dron de 54 mdp para combatir el crimen
Por

Ayer entregamos a Fuerza Civil una aeronave no tripulada para que los apoye en la seguridad del Estado, escribió el gobe...