Las ventas de viviendas usadas en Estados Unidos cayeron a su nivel más bajo en casi dos años en abril, ya que los precios de las casas subieron a un nivel récord en medio de una persistente escasez de oferta.

Las ventas de viviendas usadas cayeron un 2,4% a una tasa anual ajustada por estacionalidad de 5,61 millones de unidades el mes pasado, su nivel más bajo desde junio de 2020, cuando las ventas se recuperaron de la caída registrada durante las vigencia de las medidas de confinamiento por el COVID-19. Fue la tercera caída mensual consecutiva de las ventas.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters habían pronosticado que las ventas caerían a una tasa de 5.65 millones de unidades. Las ventas aumentaron en el noreste y el medio oeste, pero cayeron en el sur y el oeste.

Las ventas de viviendas de segunda mano, que representan la mayor parte de las ventas de casas en Estados Unidos, disminuyeron un 5,9% interanual.

La mayor parte de las ventas de abril fueron probablemente cierres de contratos firmados hace uno o dos meses antes de que las tasas hipotecarias comenzaran su rápido ascenso. Es probable que se produzca una nueva caída en las ventas, ya que los contratos disminuyeron por quinto mes consecutivo en marzo.

Lee más: Comprar alimentos y plantas en maceta, la ‘ley’ en México que se acentuó durante la pandemia

Ventas de casas usadas en EU caen por tercer mes consecutivo

La hipoteca de tasa fija a 30 años promedió 5.30% durante la semana que finalizó el 12 de mayo, la más alta desde julio de 2009, según datos de la agencia de financiamiento hipotecario Freddie Mac. Ha aumentado más de 100 puntos básicos desde mediados de marzo, cuando la Reserva Federal comenzó a subir las tasas de interés para enfriar la demanda interna y reducir la alta inflación.

El precio medio de la vivienda existente se disparó un 14.8% respecto al año anterior a un récord histórico de 391,200 dólares en abril. El precio medio de la vivienda aumentó un 22% en el sur, que había visto un rápido aumento en las ventas a medida que los estadounidenses se mudaban desde otras regiones.

Las ventas permanecieron concentradas en el segmento de precios más altos del mercado, en medio de una escasez de casas de nivel de entrada.

Había 1.03 millones de viviendas de segunda mano en el mercado, un 10.4% menos que hace un año.

Es probable que la oferta siga siendo escasa. El gobierno informó el miércoles que los permisos de construcción para viviendas unifamiliares, el segmento más grande del mercado inmobiliario, cayeron a un mínimo de seis meses en abril.

Al ritmo de ventas de abril, se necesitarían 2.2 meses para agotar el inventario actual de viviendas existentes, frente a los 2.3 meses de hace un año. Un suministro de seis a siete meses se considera un equilibrio saludable entre la oferta y la demanda.

Por lo general, las propiedades permanecieron en el mercado durante 17 días, sin cambios respecto al mes anterior y hace un año. El ochenta y ocho por ciento de las casas vendidas en abril estuvieron en el mercado por menos de un mes. Los compradores por primera vez representaron el 28% de las ventas. Las ventas en efectivo representaron el 26% de las transacciones.

Con información de Reuters.

Te puede interesar: México iniciará en breve negociaciones para nuevo tratado con Reino Unido

 

Siguientes artículos

FMI El Salvador bitcoin impuestos economía_mundial_situación_actual_futuro
FMI y El Salvador siguen conversaciones, incluso sobre uso del bitcoin: portavoz
Por

El bitcoin ha perdido casi la mitad de su valor en dólares desde que El Salvador la adoptó oficialmente, algo que preocu...