Reuters. – Las ventas de automóviles de Tesla en China se hundieron 70% interanual el mes pasado, dijo la asociación de vehículos de pasajeros del gigante asiático, subrayando cómo la guerra comercial entre Pekín y Washington ha golpeado al fabricante estadounidense de autos eléctricos.

El precio de las acciones de Tesla cayó 1.8%o en la mañana del martes después de que se conoció el informe durante la sesión en Asia. Horas más tarde, la compañía respondió desde su sede en California, calificando el informe del grupo del sector como “extremadamente impreciso”.

Un funcionario de la Asociación de Vehículos de Pasajeros de China (CPCA, por su sigla en inglés) dijo que los datos del organismo de la industria mostraron que Tesla vendió en octubre sólo 211 autos en el mayor mercado automotor global.

Representantes de Tesla en China no respondieron a varios llamados y solicitudes de comentarios por escrito durante el día laboral de Asia. Más tarde, un portavoz en California emitió un comunicado escrito que sostiene que Tesla rechaza los datos de la CPCA, pero no proporcionó cifras de ventas.

PUBLICIDAD

VW quiere desafiar a Tesla con un auto eléctrico de bajo costo

“Esto es muy impreciso. Si bien no revelamos números de ventas regionales o mensuales, estas cifras están mal por un margen significativo “, dijo en el comunicado.

El fabricante de automóviles eléctricos, que importa todos los vehículos que vende en China, dijo en octubre que el alza de aranceles a los envíos de autos había golpeado a sus ventas en el país. En julio, Pekín elevó los aranceles a las importaciones de autos estadounidenses a 40%, en medio de un deterioro del conflicto con Washington.

Si bien las llamadas ventas de vehículos de nuevas energías han aumentado en China, la actividad del sector automotor en general se ha desacelerado drásticamente desde mediados de año, llevando al mercado al borde de su primera contracción anual de ventas en casi tres décadas.

Tesla, liderada por el multimillonario Elon Musk, dijo la semana pasada que estaba reduciendo el precio de sus autos Model X y Model S en China, en un cambio de estrategia para hacer que los autos sean “más asequibles” y absorber una mayor parte del impacto de los gravámenes.

La automotriz consiguió recientemente un terreno en Shanghái para su primera fábrica en el extranjero, lo que ayudará a la empresa a evitar los aranceles.

 

Siguientes artículos

Canadá, EU y México firmarán el T-MEC en Cumbre del G20
Por

Un asesor económico de la Casa Blanca dijo que Trump participará en la ceremonia en la que se firmará el nuevo acuerdo c...