Las redes sociales son un excelente medio para exhibir y denunciar abusos y delitos contra las mujeres, puesto que muchas usuarias han encontrado eco en sus problemas y, por fortuna, autoridades y usuarios han canalizado canaliza ayuda y apoyo, como en el caso de Andrea Noel.

Sin embargo, las redes sociales se han convertido en un terreno fértil para la agresión contra las mujeres, en buena parte debido a la posibilidad de anonimato que brindan las plataformas, misma que ha permitido que grupos de usuarios adquieran actitudes sociópatas; y también porque, aunque no nos guste reconocerlo, son un reflejo de lo que somos como sociedad.

La ola de ataques e insultos contra mujeres en plataformas digitales va creciendo no sólo en cantidad, sino en la forma de amenazas y en la propia naturaleza de las agresiones.

Hace unos días el InMujeres CDMX presentó un estudio realizado el año pasado con el fin de tener un mejor panorama sobre la violencia que se ejerce en contra de las mujeres en las redes sociales. Para hacerlo, se realizó el análisis de 80 mil mensajes, tanto en la forma de escribir como en el contenido, además de una serie de entrevistas y de grupos focales para entender la forma en la que se desarrolla el proceso del acoso en redes sociales.

PUBLICIDAD

Los datos arrojan que las mujeres que han sufrido hostigamiento se presenta con mayor fuerza en las mujeres jóvenes de 20 a 29 años, entre las cuales alcanza 30% de incidencia, seguido por el grupo de 12 a 19 años en una proporción del 28.1%. Es decir, las niñas y mujeres cuyas edades fluctúan entre los 12 y los 29 años concentran el 60% de los ataques.

Las razones suelen varias, pero hay una coincidencia terrible: se acosa a quien suele pedir que se respeten sus derechos o exhibe alguna injusticia. Resulta paradójico que las mujeres que denuncien un atropello en sus derechos o exhiban casos de acoso, sean quienes más reciban insultos y amenazas por pedir respeto e impartición de justicia.

Respecto a las redes, Twitter es donde se promueven campañas de odio, a través de hashtags y tendencias que aparecen de vez en vez. Entre las más mencionadas se encuentran: #MenosDerechosAmujeres, #putipobres y #SiNoteGolpeaNoteAma. Facebook es la red donde más se insulta. Sin embargo, un dato alarmante es que La mayor parte de las agresiones provienen de hombres, que incluso pueden ser amigos, familiares, pareja o desconocidos, de manera individual o multitudinaria, generalmente por grupos de troles.

Según los datos arrojados por el estudio realizado por InMujeres durante un mes de seguimiento, “la nube conversacional de “viejas” fueron 4 mil 580; para la nube conversacional de “hashtags #putipobre” hubo 53,856 menciones y para la nube de “puta” se obtuvieron 21mil 535 en el lapso de un mes. Finalmente se obtuvieron 6 mil 479 menciones para el #SiNoteGolpeaNoteAma”.

La violencia verbal contra las mujeres va desde cuestionar sus derechos, insultos vejatorios y humillantes, hasta amenazas de violación, convocatorias a cometer feminicidios o campañas de odio, explica el estudio. Debemos recordar que muchos grupos de adolescentes que han sido exhibidos o mencionados con anterioridad como la legión holk o la secta 100tífika se encuentran detrás de estos ataques. Y si bien

Entre las diversas formas en las que se manifiesta la violencia contra las mujeres en redes sociales destacan: filtrar imágenes y/o videos de contenido sexual, difamar a las mujeres con el propósito de dañar su reputación, usurpar su identidad para subir fotos, hacer comentarios ofensivos o realizar ofertas sexuales desde esas identidades simuladas.

Hay una actitud sociópata, que devela que se trata de ataques masivos contra mujeres por el simple hecho de serlo. Es un reflejo de la sociedad contemporánea y de la cultura que vivimos. El cómo vemos y qué pensamos de las mujeres, motivado en buena medida por el anonimato de las redes, pero también porque a pesar de los esfuerzos y las grandes campañas de concientización sobre la violencia ejercida contra las mujeres, existe una gran parte de la sociedad que minimiza la situación o simplemente no es capaz de verla por su condición cultural.

 

Contacto:

Correo: rubendario@comunidad.unam.mx

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

dolar-peso-01-fl
Indicadores de Estados Unidos hacen perder terreno al peso
Por

La moneda mexicana cotiza en 17.8440 unidades por dólar, una depreciación de 0.75%, o 13.3 centavos.