Aunque en la aerolínea Interjet hay conciencia de que la construcción de un aeropuerto en la base militar de Santa Lucía es un proyecto que tomaría algunos años, en la empresa se mantiene optimismo ante la estrategia que impulsa el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

«Nosotros vamos a volar donde tengamos que volar. Interjet es optimista y mantiene una conversación fluida con las autoridades. Santa Lucía es un proyecto que tomará algunos años, pero volaremos y creceremos donde tenga que ser. Somos positivos y optimistas de que México seguirá creciendo y el país es mucho más grande que cualquier aeropuerto», señaló Julio Gamero, director ejecutivo comercial de Interjet, en el marco del Tianguis Turístico 2019 en Acapulco, Guerrero, el cual finalizó este 10 de abril.

En octubre de 2018, se realizó una consulta ciudadana para decidir si continuaba la construcción del nuevo aeropuerto en la zona lacustre de Texcoco, luego de la oposición inicial hacia este proyecto en los tiempos de campaña de López Obrador; o si se optaba por la cancelación de éste para ubicar un aeropuerto civil en la base militar de Santa Lucía. En dicho ejercicio resultó ganadora la segunda opción.

El proceso para cancelar el nuevo aeropuerto fue equivocado: Alfonso Romo

«La conversación ha sido permanente y constante, todavía están los estudios y planificación de este proyecto en una etapa temprana. Es difícil poder concluir hacia dónde va, pero si nos hemos reunido con consultores y nuestra posición ha sido de total apertura», indicó Gamero.

Respecto a la saturación en el actual Aeropuerto de la Ciudad de México (AICM), el directivo agregó que  existen estrategias que se pueden aplicar para optimizar el espacio aéreo y de productos.

«Vemos con buenos ojos cualquier esfuerzo que se haga por mejorar las condiciones del aeropuerto y por lograr una optimización de sus operaciones y aplaudimos está decisión del gobierno», añadió.

La ruta a la expansión

La compañía realiza estudios para ampliar sus operaciones en el aeropuerto de Toluca, donde tienen tres vuelos diarios a Monterrey, dos a Guadalajara, así como a Cancún.

Para el 2019, la compañía espera sumar 14 millones de pasajeros, 16.6% más que los 12 millones de 2018.

«En términos porcentuales crecerán más los pasajeros internacionales, pero el nacional también crece al ritmo de un 9%, aunque sobre una base más grande», explicó Gamero.

El año pasado, la aerolínea registró un aumento de 12.2% en sus ingresos totales, de acuerdo con su información financiera.

Latinoamérica, una oportunidad para crecer

La compañía fortalecerá su presencia en Latinoamérica, pues a partir del 5 de junio, la aerolínea comenzará operaciones de Medellín hacia la Ciudad de México y Cancún, con una frecuencia diaria.

De igual manera, la empresa podría sumar nuevos destinos en la región de Norteamérica.

«Ya veníamos creciendo de manera importante en Estados Unidos, servimos a las principales ciudades y en años anteriores también pudimos consolidar nuestra presencia en Canadá, ahora es el turno de Latinoamérica, pero seguimos en observación del mercado norteamericano y no descartamos que más adelante en el año se puedan tener nuevos destinos», comentó.

TE RECOMENDAMOS:

Necesitamos claridad en operación ante cancelación del NAIM: Aeroméxico

 

Siguientes artículos

Uber le responde a Hacienda: ‘Apoyaremos al fisco mexicano’
Por

La compañía dijo a Forbes México que colaborarán y cumplirán con las obligaciones fiscales correspondientes a sus operac...