La empresa de espacios de trabajo compartidos WeWork alista recortar al menos 4,000 puestos de trabajo como una vía para tratar de estabilizarse luego de que el vertiginoso crecimiento de la empresa acumulara grandes pérdidas y la llevara al borde del colapso, de acuerdo con dos fuentes con conocimiento del tema citadas por The New York Times. 

Se prevé que el anuncio oficial sea dado a conocer a más tardar esta semana y tendrá lugar a lo largo de las operaciones globales de la firma, que se mantienen en expansión. Entre 2,000 y 2,500 empleados serían del área enfocada al arrendamiento de oficinas, mientras que otros 1,000 puestos se perderían con la venta de negocios no centrales para la empresa, como el cierre de una escuela privada en Manhattan. En tanto que otro millar más de trabajadores para mantenimiento de los edificios sería transferido a un contratista externo, señaló una de las fuentes al diario estadounidense.

Ello representaría casi una cuarta parte de los 12,500 empleados que sumaba la empresa en junio pasado. La otra fuente citada consideró que incluso el recorte podría alcanzar los 5,000 o 6,000 empleados.

“La reducción de empleados estará incluida en un plan de 5 años para ajustar WeWork que podría ser presentado a los empleados tan pronto como el martes”, refiere el periódico en citando a sus fuentes.

TE PUEDE INTERESAR: El CEO de Wework renuncia al cargo y pierde miles de millones de dólares

El plan de despido representa el costo humano de una caída drástica en la fortuna de WeWork. Bajo la administración de su cofundador y ex director general Adam Neumann, la firma reunió miles de millones de dólares en una gran expansión que incluyó sumar enormes oficinas en las ciudades más caras del mundo, con ofertas de descuentos para los propietarios y con compras de otros negocios.

WeWork pospuso su plan de oferta pública inicial para salir a bolsa en septiembre pasado luego de que muchos inversionistas se desalentaran luego de las pérdidas de la compañía y cuestionaran sobre su gobierno corporativo.

El principal accionista de WeWork, Softbank, anunció en octubre un plan para retirarse de la compañía y por ahora está tratando de estabilizar el negocio.

La firma reportó la semana pasada una pérdidas de 1,250 millones de dólares en el trimestre terminado en septiembre, más de dos veces por encima de las pérdidas reportadas en el mismo periodo de un año antes. En una presentación con inversionistas se mostró que la compañía adquirió casi la mitad de sus locaciones en esos 12 meses, muchas de las cuales sólo generan pérdidas, muchas de las cuales están agotando el efectivo de WeWork, que para el cierre de septiembre pasado era de 2,000 millones de dólares.

*Con información de The New York Times

 

Siguientes artículos

Sin CFE, generación eléctrica con energías limpias no funcionaría: Bartlett
Por

El director general de la empresa estatal criticó la intermitencia de las energías limpias como la eólica y solar.