Antes se decía que el mejor amigo del hombre es un perro, pero hoy parece que nuestro mejor amigo es un smartphone, que puede ser nuestra mejor compañía o nuestra peor amenaza. ¿Qué tanto confías en el tuyo?

 

 

 

PUBLICIDAD

Antes se decía que “el mejor amigo del hombre era un perro”, sin embargo hoy parecería que nuestro mejor amigo es un smartphone. Es lo primero que revisamos al despertar, lo último que vemos al irnos a dormir, y es que en realidad son una maravilla: nos dan comunicación instantánea, nos entretienen, nos dan información en tiempo real y hasta nos cuentan los chismes de nuestra gente más cercana, lo que genera que pasemos las 24 horas del día junto a ellos revisándolos constantemente. Incluso, hay estudios que muestran que muchos preferiríamos perder nuestra cartera antes que perder nuestro smartphone.

Según el expresidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de EU, Julios Genachowski, “hoy en el mundo hay más gente con un smartphone que gente con acceso a electricidad y agua potable”.

Sin embargo, hay que entender que este gran compañero tiene su lado obscuro. Por ejemplo:

Si hoy en día entrara un virus a tú computadora, podría dañar tu disco duro e incluso obtener información sin tú permiso. Sin embargo, con un smartphone el daño puede ir mucho más allá de eso, afectándote personalmente, ya que si una persona, corporación o gobierno quisiera hacerte daño podría obtener todos tus contactos, podría saber tus actividades con el calendario, podría saber hasta tu ubicación en tiempo real, leer tus correos e incluso postear por ti en tus redes sociales.

No es por ser fatalista, pero los smartphones y, sobre todo, muchas de las aplicaciones de los smartphones, dejan la puerta abierta a que se haga mal uso de nuestra información. Alrededor del 79% de las Apps tienen acceso a tu información y 96% de las Apps gratuitas comparten información con terceras partes y muy pocas usan encriptación.

Lo interesante a analizar es que tampoco podemos vivir sin los Smartphones, ya que mejoran tanto nuestra vida y nos dan tanto valor.

Hace unos días tuve una plática muy interesante con Domingo Guerra, un mexicano que orgullosamente la ha hecho en grande en Sillicon Valley, siendo fundador y CEO de Appthority, empresa líder mundial en seguridad de aplicaciones móviles. En el 2012, Appthority ganó como la empresa más innovadora en la conferencia RSA, (La conferencia más grande de seguridad del mundo), donde levantaron 6 millones de dólares de inversión.

“Las aplicaciones de los teléfonos pueden traer mucho riesgo, la mayoría de las aplicaciones ya no vienen de empresas de confianza, no se sabe quien las desarrolló, para qué, de qué país y que permisos están pidiendo”, dice Guerra.

Por eso, Domingo nos da los siguientes consejos para protegernos y proteger a nuestras empresas:

  • Hay que empezar a aprender más sobre la seguridad informática, hay que entender sobre cómo encriptar y proteger información. Esto ya no es sólo debe ser de interés de la gente de sistemas y no es tan complicado como suena.
  • Es obligatorio tener password en el celular, algo más difícil que el típico 1234.
  • Hay que generar una cultura de protección en las empresas.
  • Instalar un “MDM” (Mobile Device Management) para saber que hacen las aplicaciones.
  • En el caso de las empresas, los departamentos de sistemas deberían de tener reglas de uso y capacitar a sus ejecutivos. “Hay que platicar con los empleados que tengan información confidencial. Es importante que entiendan que un smartphone también es una computadora y que tienen riesgos.”
  • Un poco de paranoia es buena. “No guardar cosas que nos puedan perjudicar, no guardar fotos que perjudiquen nuestra persona.”
  • Si no eres experto, buscar asesoría. Ignorar el problema no va a hacer que el problema desaparezca.
  • Conforme invertimos más en tecnologías de conectividad tenemos que invertir más en seguridad porque los riesgos son más grandes.

Como se ha comentado en artículos anteriores en Forbes México, el espionaje digital es una industria de 300,000 millones de dólares y creciendo exponencialmente.

Es claro que todas las tecnologías tienen grandes ventajas y sus grandes amenazas. Un samrtphone puede ser nuestra mejor compañía y nuestra peor amenaza. Por todo esto, te pregunto estimado lector (a), ¿qué tanto confías en tu smartphone?

 

 

Contacto:

Contacto: [email protected]
Página: www.video-garage.com

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Dos visiones a conciliar en las relaciones públicas
Por

A los medios les preocupa tener información de primera mano con valor noticioso. Facilitarla implica que el ejecutivo de...