3 recomendaciones de Blanca Treviño para emprendedores

Un compromiso total con el objetivo que tenemos, el evitar que alguien o algo bloquee el sueño que tenemos y el focalizar nuestras fortalezas son tres consejos que da la CEO de Softtek.

Blanca Treviño en el Foro Forbes Mèxico de Mujeres 2016.

La presidenta de Softtek, Blanca Treviño, consideró que mujeres y hombres hacen sus propias oportunidades y que para ambos es importante darse cuenta de los elementos que tienen a su favor, sobre todo si tienen deseos de llevar a cabo algún emprendimiento.

“Las oportunidades están en como las conlleves”, dijo la empresaria en el Foro Forbes Mujeres Poderosas Liderazgo 3.0, donde agregó que entre mujeres la relación es complicada al principio, pero con el paso del tiempo se pueden generar grandes cadenas de valor.

“En el ámbito podemos ser duras porque pensamos que hay pocos espacios en una empresa”, apuntó durante la plática que mantuvo con el director editorial de Forbes Media Latam, Jonathán Torres

Asimismo, compartió tres consejos para aquellas mujeres (y hombres) que deseen emprender:

  1. Sentirse capaz y hacer una declaración del compromiso. La empresaria indicó que al momento de declarar la meta o sueño que tenemos a otra persona estamos haciendo un compromiso.
  2. No le des a nadie la oportunidad de bloquearte. Treviño consideró que pese a la falta de oportunidades que puedan presentarse en el trabajo, uno debe buscar la mejor forma para salir adelante.
  3. Focalizar las fortalezas. La presidenta de Softtek señaló que al momento de emprender lo más importantes es darse cuenta de las cosas a favor que tenemos y no desperdiciar el tiempo en las debilidades.

Treviño también destacó la importancia del tejido familiar para emprender un nuevo proyecto, y dijo que la familia es la gran infraestructura laboral para las mujeres en América Latina.

“Cuando tienes familia, a las mujeres nos mueve muchísimo la trascendencia, dejar una huella”, precisó.

Además, señaló que una cuestión desfavorable para las mujeres de una familia es que no sean contempladas para liderar la empresa o negocio familiar, a lo que se añade que hay empresas acostumbradas a tener pocas mujeres entre sus filas y muchas menos en sus puestos de liderazgo.