Confianza en la economía global está de regreso

Foto: Reuters.

La economía global tendrá un repunte durante los próximos 12 meses y Europa será parte de este regreso, según la Encuesta de BofA Merrill Lynch a Administradores de Fondos. La desaceleración de China es la principal preocupación en el horizonte.

 

 

La economía mundial está de regreso. En los próximos meses habrá un repunte económico global, en el cual está incluida Europa, que verá un crecimiento que podría sacarla de la crisis.

De acuerdo con la Encuesta de BofA Merrill Lynch a Administradores de Fondos en Agosto, los inversionistas globales están más confiados sobre la perspectiva de crecimiento. Un 72% neto de los encuestados prevé que la economía global tenga un repunte durante los próximos 12 meses – la lectura más alta de la encuesta en esta medida en casi cuatro años y con un sorprendente aumento desde el 52% neto de julio.

Para 88% de los administradores de fondos europeos, la región se fortalecerá en el próximo año, cifra que duplica el nivel registrado el mes pasado. Cada vez más, los encuestados ven al fuerte crecimiento como la solución a la crisis de la deuda de la Eurozona, en lugar de las intervenciones del Banco Central Europeo (BCE).

“La actual temporada de resultados muestra la recuperación global reflejada en el desempeño de las empresas europeas. Con la Eurozona como el mercado más subvaluado, por mucho, el optimismo por la renta variable de la región debería ser sostenido,” explicó John Bilton, Estratega de Inversión de Europa.

Sin embargo, los inversionistas siguen preocupados por el “fuerte aterrizaje” de China, aunque se prevé que sea más suave. Más de la mitad de los encuestados todavía señala éste como el mayor riesgo para los mercados y las economías. Sin embargo, un 32% neto de los inversionistas prevé que el crecimiento económico de China será más débil, una mejora desde el 65% neto que lo esperaba el mes pasado.

Al mismo tiempo que preocupa China, el pesimismo sobre los mercados emergentes continúa, pues 19% neto no tiene preferencia por la renta variable de esta región, una cifra aún más débil que la del mes anterior, que representa el nivel más bajo registrado por la encuesta en casi dos años.

“Mientras que las expectativas de crecimiento global han aumentado muy rápidamente, la buena noticia es que los niveles de efectivo permanecen altos. Los mercados emergentes menos favorecidos ofrecen oportunidades para desplegar estos balances,” señaló Michael Hartnett, Estratega en Jefe de Inversiones para BofA Merrill Lynch Global Research.