El paraíso del dinero escondido

Foto: Reuters

Según estimaciones de los expertos, sólo en los paraísos fiscales de la Unión Europea hay guardados unos 14 billones de euros, fondos que eluden el pago de impuestos que bien podrían destinarse a Salud y Educación.

 

El tema de la corrupción y evasión de impuestos mencionado ya en colaboraciones anteriores se ha convertido en uno central de la agenda internacional económica, tanto que la escala del problema, por poner un ejemplo, puede llegar a ser comparado hipotéticamente con la limpieza de las cuadras de Augías, para los que no conozcan este pasaje en la mitología griega, de acuerdo a fuentes como la de lecturas de escolar.com, “Augías era el rey de Elida y propietario de unas tres mil cabezas de ganado. Las cuadras donde se albergaba este ganado jamás fueron limpiadas por nadie, y por tal circunstancia llegaron a tal estado de suciedad, que su limpieza se creyó imposible hasta para el propio Hércules. Sin embargo, éste la llevó a cabo, derribando uno de los muros; y así consiguió que un río que corría cerca de allí pasase a lo largo de las cuadras arrastrando en su corriente la enorme suciedad allí acumulada”.

Para la Confederación Internacional Oxfam en un estudio titulado “Miles de millones de dinero ‘privado’ escondidos en paraísos fiscales podrían acabar dos veces con la pobreza extrema”, publicado el 22 de mayo de 2013,  estima que, al menos 14 billones de euros pertenecientes a fortunas individuales se esconden en paraísos fiscales en el mundo. Esto representa una pérdida de más de 120,000 millones de euros en impuestos para los gobiernos del mundo. En un momento donde los ciudadanos, tanto en los países ricos como en los más pobres, están sufriendo debido a las medidas de austeridad y el recorte de los presupuestos nacionales, este dinero escondido podría suponer financiación para los servicios públicos como salud y educación tanto en casa como en los países más pobres.

Este dinero perdido representa el doble de lo necesario para que cada persona del mundo pueda vivir con más de 1.25 dólares al día, es decir, para acabar con la pobreza extrema. Según Oxfam, dos tercios de esta riqueza escondida en paraísos fiscales, más de 9.5 billones de euros, se esconde en paraísos de la UE. Los paraísos fiscales en la UE o bajo su jurisdicción, tales como Luxemburgo, Andorra o Malta, facilitan la pérdida de más de 80,000 millones en impuestos en el mundo. Sólo el Reino Unido y territorios dependientes acumulan más de la mitad de esa cantidad, convirtiéndolo de lejos en el principal culpable entre los países de la UE, pero de ninguna manera en el único”.

Según datos del Boston Consulting Group la riqueza que se lleva a cabo en jurisdicciones financieras offshore ha crecido un 6.1% el año pasado a pesar de los esfuerzos de los gobiernos para frenar la evasión fiscal. Las cifras se han elevado a un total de 8.5 billones de dólares.

Con todo lo anteriormente mencionado no resulta extraño que los distintos países traten de encontrar de forma activa soluciones colectivas para erradicar este problema, un ejemplo es el Reino Unido, anfitrión de la Cumbre del G-8, que de acuerdo a una nota del periódico El País de 18 de junio de 2013:  “El primer ministro británico, David Cameron, anfitrión de la reunión, aseguró que, pese al escepticismo habitual sobre este asunto, las grandes potencias están ahora unidas en su determinación de conseguir el objetivo de transparencia financiera”. Tarea nada sencilla sobre todo para el Reino Unido quien cuenta con una gran cantidad de zonas offshore.

En un comunicado de prensa de la Comunidad Europea emitido en Bruselas el 12 de junio de 2013 relativo a la “Lucha contra la evasión fiscal: La Comisión propone un ámbito de aplicación más amplio para el intercambio automático de información en la Unión Europea”, entre otros aspectos se señala que: “Algirdas Semeta, comisario de Fiscalidad, Unión Aduanera, Lucha contra el Fraude y Auditoría, ha declarado lo siguiente: ‘Con la propuesta de hoy, los Estados miembros estarán mejor dotados para evaluar y recaudar los impuestos debidos, mientras que la UE estará en una mejor posición para promover a nivel mundial normas más rigurosas en materia de buena gobernanza fiscal. Será otra arma poderosa de nuestro arsenal para luchar con determinación contra la evasión fiscal’”. Desde luego los esfuerzos de la Unión Europea son muy importantes, pero dichas estrategias son diseñadas para resolver los problemas internos de la UE, sin embargo al día de hoy no está muy claro cómo estos acuerdos podrían ser aprobados o adoptados por países de la región latinoamericana, como México.

En este sentido México y Estados Unidos, con la implementación de  Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras/ Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA por sus siglas en inglés), darán un paso muy importante en la lucha principalmente contra la evasión fiscal. Asimismo durante la reunión del G-20, a celebrarse en San Petesburgo los días 5 y 6 de septiembre de 2013, Rusia, en su calidad de presidente y anfitrión, podría poner sobre la mesa de discusión además del mecanismo de intercambio de datos fiscales tan debatido en diversos foros internacionales, el tema de la lucha contra la corrupción como una prioridad, delito sobre el que México en lo que va de la presente administración ha obtenido logros muy importantes en su combate.

De acuerdo a fuentes escritas en visita reciente a México previa a la celebración de la mencionada reunión del G-20, la presidenta del Consejo de la Federación de Rusia (Senado), Valentina Matvienko afirmó, entre otros puntos, que su país tiene un gran interés en estudiar la experiencia mexicana en la lucha contra la corrupción, un reto que “trasciende las fronteras” en el contexto de la globalización, situación de la que desde mi punto de vista ambos países pueden obtener  enormes resultados como, entre otros, el diseñar estrategias comunes para lograr identificar el dinero que se encuentra escondido en lugares como zonas offshore –jurisdicciones que existen en diversos países del mundo– oculto principalmente por motivos de evasión o estrategias fiscales así como actos de corrupción.

Ya lo decía el economista británico John Maynard Keynes, considerado uno de los más influyentes del siglo XX:

“Si yo te debo una libra, tengo un problema; pero si te debo un millón, el problema es tuyo.”

Siguiendo el pensamiento de Keynes al estar los diferentes gobiernos dejando de captar ingresos debido a que sus ciudadanos escondan el dinero en otros países por los motivos arriba mencionados se genera un grave problema que tiene que ser resuelto por los Estados a fin de no verse obligados por la falta de ese dinero a reducir sus presupuestos en áreas tan importantes para la población como pueden ser, entre otras, salud y educación. ¿Usted qué opina, mi estimado lector?

Contacto:
www.garciagibson-consultores.com
[email protected]
@garciagibson