Fiat suspende inversiones en Italia por ley laboral

Foto: Reuters

La automotriz detendrá sus planes para invertir en el país hasta que haya un panorama más claro acerca del impacto de las normas laborales, pues una resolución judicial dictaminó que son inconstitucionales.

 

Reuters

 

ATESSA/TURIN, Italia – La automotriz Fiat SpA suspenderá sus planes de nuevas inversiones hasta que tenga una idea más clara del impacto de una resolución judicial que determinó que una parte de las normas laborales en Italia son inconstitucionales, dijo el martes su presidente ejecutivo, Sergio Marchionne.

Un tribunal italiano dictaminó la semana pasada que una cláusula presente en la ley laboral del país, que data de la década de 1970 y que permite a Fiat prohibir que el sindicato de empleados metalúrgicos Fiom represente a los trabajadores en sus fábricas, viola la Constitución.

Fiat es el mayor empleador de Italia, y sus miles de millones de euros en nuevas inversiones son cruciales para apuntalar la economía del país, que ha estado en recesión por dos años y sufre niveles de desempleo récord.

Las atribuladas compañías italianas enfrentaron otro revés el martes cuando Standard & Poor’s rebajó la calificación del crédito soberano del país a “BBB” desde “BBB+”, en una decisión que seguramente impulsará los costos de deuda.

Desde el 2010, Fiat ha realizado inversiones en algunas de sus fábricas italianas a cambio de concesiones por parte de los sindicatos sobre condiciones laborales más flexibles.

Fiom no respaldó el nuevo contrato, e inició procedimientos legales en contra de Fiat que llevaron al dictamen judicial la semana pasada.

Marchionne dijo que el fallo pone en duda los contratos laborales de la compañía, debido que éstos se basan en normas que la corte ha calificado, en parte, como inconstitucionales.

“Antes de tomar cualquier iniciativa adicional en Italia, necesitamos un marco legal y normativo claro”, dijo el ejecutivo en un discurso donde anunció planes previstos de inversión por más de 700 millones de euros.

Marchionne dijo que estaba dispuesto a reunirse con el líder de Fiom, Maurizio Landini, para discutir qué medidas podrían tomarse, en base a un acuerdo de que los contratos laborales de Fiat del 2011 no sean revisados.

En declaraciones posteriores realizadas el martes en Turín, Marchionne pidió al Gobierno que proponga una solución a la incertidumbre generada por el fallo. El presidente ejecutivo de Fiat espera tener un mejor panorama de las consecuencias de la resolución cuando el tribunal difunda las razones de su decisión.