Éste es un gran momento de reflexión mundial. Si a alguien le quedaba duda de lo que significa la globalización y sus efectos, éste es el mejor ejemplo: 17 millones de británicos, defendiendo una causa local, pusieron a temblar al mundo.

El mundo dio un giro de una manera sorpresiva y vertiginosa. De pronto amanecimos con la noticia de que Reino Unido se separa de la Unión Europea, y de alguna manera esto representa un crecimiento de los movimientos nacionalistas en varios países europeos como Francia, Austria, Suecia y Dinamarca, y en algunos casos puede llegar hasta Holanda y Grecia. Las bolsas caen, el petróleo baja, se ve una volatilidad financiera en todo el mundo.

El mundo empezará a sufrir dos efectos: el de la gelatina y el de la cucaracha.

Primer efecto: Cuando damos un golpe al centro de una gelatina, la fuerza se reparte en ondas hacia afuera de manera concéntrica; los efectos irán siendo lentos pero secuenciales, y pondrán a temblar, primero, a la Unión Europea, y poco a poco seguirá la onda expansiva al resto del mundo en todas sus ópticas: la social, la económica y, por supuesto, la política.

PUBLICIDAD

Segundo efecto: Cuando se fumiga en un sitio para contrarrestar una plaga de cucarachas, éstas corren hacia todos lados para ponerse a salvo. Instituciones financieras y empresas mundiales, al conocer los resultados, ya están previendo sacar inversiones y corporativos del Reino Unido.

Y hay dos impactos de los que habría que esperar resultados:

Primer impacto: El impacto al interior de Reino Unido, específicamente las Islas Británicas. ¿Qué pasará internamente con Escocia e Irlanda?

Segundo impacto: La posición que Reino Unido tomará con Estados Unidos, su eterno aliado, que está en transición presidencial y en donde Trump representa el nacionalismo estadounidense. El mundo estará en vilo a partir de ahora y hasta que sepamos la decisión de los electores de Estados Unidos.

Por el momento sólo preguntas se plantean en el escenario: ¿Con esto se estará creando el principio del famoso nuevo orden mundial? ¿Estaremos viendo que estos movimientos nacionalistas irremediablemente abrirán, a la larga, un nuevo frente de guerra, como ha sido tradición en Europa? ¿Qué pasará con el problema de inseguridad, terrorismo y las grandes migraciones? ¿Qué posición tomarán Rusia, China y el resto del mundo asiático? ¿Qué impactos secundarios tendrá esta medida en el resto de las economías mundiales? Y, finalmente, ¿cómo nos afectará en México, sólo por las presiones cambiarias? Momento histórico, no cabe duda.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: Marco V. Herrera / El Marco del Poder

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo puedes hacer un ahorro seguro
Por

Las nuevas generaciones también deben tener un plan de ahorro que les permita mantener su estilo de vida y construir un...