Existen 3 factores dinámicos que podrían impulsar el crecimiento económico del país en 2016. Conoce cuáles son sus retos y oportunidades.

 

El panorama económico de México no luce halagador este año. La baja en el precio del barril de petróleo y la depreciación del peso mexicano frente al dólar son las principales amenazas que ensombrecen el panorama.

PUBLICIDAD

El pasado 6 de enero, el precio por barril de la mezcla mexicana se ubicó en 24.75 dólares, su peor nivel en los últimos 12 años; mientras que, al día siguiente, el dólar estableció un nuevo máximo histórico 18 pesos por unidad.

Sin embargo, este año se espera que la economía mexicana pueda soportar los embates y sumar un nuevo crecimiento que, a pesar de que tal vez no sea el esperado, mantenga la inercia de los últimos años.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2015 se encuentre en un rango de entre 2 y 2.8%; mientras que para este año el crecimiento oscila en el rango de 2.6 y 3.6%.

“Creemos que se va a empezar a reactivar a partir del segundo trimestre de 2016”, asegura Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero en Banco Base.

Después de la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) de incrementar su tasa de referencia, la certidumbre de los inversionistas será un factor positivo que lleve a la economía mundial a crecer, lo que beneficiará a México y el vecino país del norte.

El pasado 16 de diciembre de 2015, la FED aumentó el rango de su tasa de referencia entre 0.25 y 0.50%, algo que no sucedía desde 2008, cuando el rango predominante era de 0 y 0.25%.

“Creemos que con una menor incertidumbre se va a propiciar un mayor crecimiento económico, debido a que la Fed ya hizo su primer incremento en tasas”, dice Siller.

En México, existen tres factores económicos que impulsarán el desarrollo económico y permitirán enfrentar las contingencias en 2016.

 

Comercio

El principal sector económico que se beneficiará este año será el de servicios.

“El sector servicios es el que va a seguir jalando hacia arriba la economía mexicana. En primer lugar, creemos que el comercio le va a ir a un mejor este año, ya que se espera que el tipo de cambio siga estando alto”, explica Gabriela Siller.

Asimismo, “el tipo de cambio favorece el consumo interno en lugar de las importaciones y entonces esto hace que el comercio siga creciendo en 2016”, explica la especialista.

Durante el primer semestre de 2015, las ventas del comercio alcanzaron 339,184 mdp, lo que representa un incremento de 4.2% respecto al mismo periodo del año previo, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo del Distrito Federal.

 

Manufactura

La manufactura dentro del sector secundario será crucial en la economía. “El sector automotriz y de autopartes será el que estará creciendo rápidamente y que va a favorecer las exportaciones”, opina Siller.

La manufactura se va a beneficiar en 2016, ya que el tipo de cambio va a continuar depreciado y eso favorece las exportaciones en especial si continúa la rápida recuperación de Estados Unidos, sobre todo en el empleo, hecho que beneficiará al sector automotriz.

La llegada de nuevas armadoras de automóviles a México parece prolongar la carrera del clúster automotriz en el país. Costos laborales más competitivos a nivel mundial y una mayor demanda del mercado estadounidense apoyan el camino de esta industria.

“Creemos que la Inversión Extranjera Directa (IED) va a subir 15% respecto a 2015, sobre todo en el segundo semestre de 2016”, comenta Siller.

El país es el cuarto exportador de autos y el séptimo fabricante de vehículos a nivel mundial.

 

Sector Financiero

Los servicios financieros serán en un detonador para el desarrollo de los sectores económicos del país. Las facilidades otorgadas en las instituciones financieras en la obtención de capital permitirán tanto empresas y consumidores fortalecer la oferta y demanda en el mercado interno.

El flojo crecimiento de los principales mercados emergentes afectará fuertemente el crecimiento mundial en 2016, pero la actividad económica tendrá un repunte moderado hasta alcanzar el 2,9 %, comparado con un 2,4 % registrado en 2015, a medida que las economías avanzadas cobren fuerza, dice el informe Perspectivas económicas mundiales 2016 del Banco Mundial.

Por otro lado, los bajos precios del petróleo son otro reto que deben enfrentar los sectores productivos del país, ya que podría generarse cierta incertidumbre ante la reducción de los precios de la mezcla mexicana.

“Creemos que todavía puede seguir disminuyendo y que esto tendrán que ajustarse las finanzas públicas”, explica la economista de Banco Base.

 

Siguientes artículos

Hacienda revisará bienes de Joaquín ‘Chapo’ Guzmán
Por

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda están trabajando junto con la fiscalía del país...