Un grupo de grandes empresas globales se comprometió a luchar contra problemas que aquejan a los centros laborales, como la desigualdad y la falta de diversidad, ya sea en las oficinas, fuerza de ventas y cadenas de suministro, todo bajo el liderazgo de la OECD.

Se trata de la iniciativa Business for Inclusive Growth (B4IG), que ha empujado el presidente de Francia, Emmanuel Macron, cuya nación también preside actualmente al Grupo de los 7 (G7).

La B4IG se lanzará en la Cumbre de Líderes del G7 en Biarritz, Francia, que tendrá lugar del 24 al 26 de agosto de 2019. Encabezada por Emmanuel Faber, Presidente y CEO de Danone, la coalición reúne a 34 multinacionales líderes con más de 3.5 millones de empleados en todo el mundo e ingresos globales que superan 1 billón de dólares. Los miembros han acordado firmar una promesa de tomar medidas concretas para garantizar que los beneficios del crecimiento económico se compartan más ampliamente.

TAMBIÉN LEE: GINgroup se une a iniciativa global inclusiva

Raúl Beyruti y Emmanuel Macron.

Cabe mencionar que el empresario mexicano Raúl Beyruti, director general de GINgroup, es el único participante en la B4IG proveniente de México y América Latina.

Los miembros de la iniciativa se comprometieron a intensificar acciones empresariales para promover los derechos humanos en todas sus cadenas de valor, construir lugares de trabajo inclusivos y fortalecer la inclusión en sus ecosistemas empresariales internos y externos.

Previo a la presentación de B4IG, el Secretario General de la OCDE, José Ángel Gurría, pidió a las empresas diseñar estrategias para abatir la pobreza mediante crecimiento económico sostenible.

“El crecimiento económico sostenible significa un crecimiento económico inclusivo. Significa dar a cada individuo la oportunidad de alcanzar su potencial, la oportunidad no solo de contribuir al crecimiento de una nación sino de beneficiarse de él”, dijo Gurría.

Los miembros de la iniciativa B4IG. GINgroup es la la única firma mexicana.

Gurría afirmó que la OCDE creará una incubadora de proyectos público-privados como parte de la iniciativa B4IG. La instalación ofrecerá a las empresas acceso a la investigación de políticas más reciente, para ayudarlas a lanzar y desarrollar proyectos, realizar evaluaciones de impacto y eventualmente lograr un cambio significativo. La incubadora B4IG será financiada tanto por gobiernos del G7 como por donantes privados.

La plataforma, presidida por Danone, consiste en un programa de tres años administrado por la OCDE. Su objetivo es aumentar las oportunidades para grupos desfavorecidos y subrepresentados a través del reentrenamiento y la capacitación, así como promover la diversidad en los directorios y comités ejecutivos de las empresas.

 

Siguientes artículos

Trump pide a empresas salir de China: ’No la necesitamos’
Por

El mandatario dijo en Twitter que lanzaría una pronta respuesta a los planeados gravámenes chinos.