¿Cuándo fue la última vez que revisó cuidadosamente lo que otros pueden ver y recordar cuando piensan de usted?

 

 

Si le preguntaran: “¿qué es lo primero que piensa cuando se menciona a Mark Zuckerberg?“, ¿qué respondería? Ahora haga lo mismo para Marissa Mayer, o para Larry Page.

Probablemente pensará automáticamente en algo personal sobre ellos antes que en su carrera profesional. Su marketing personal va directamente asociado a ellos junto con acontecimientos memorables o rasgos personales.

Hay muchos profesionales que son felices en jeans y playera, mientras que otros utilizan de forma habitual un traje cuidando hasta el más mínimo detalle. El marketing personal es buscar diferenciarse a sí mismo; los detalles están directamente ligados a su persona y a la impresión que deja en los demás.

¿Cuándo fue la última vez que revisó cuidadosamente lo que otros pueden ver y recordar cuando piensan de usted?

Le propongo revisar estos 6 puntos centrados en aspectos tecnológicos, que bien forman parte de su marketing personal:

Publicidad

Mensaje del buzón de voz: ¿Tiene el mismo mensaje que todos los demás: “En este momento no puedo tomar su llamada…”, o lo cambia frecuentemente dependiendo de lo que está sucediendo? Por ejemplo, si usted está en una conferencia en Nueva York, bien podría decir algo como: “Hoy estoy escuchando a Jack Welch en una conferencia de líderes de negocios en Nueva York, así que atenderé su mensaje en el siguiente descanso…” ¿Cuál mensaje cree usted que producirá una mejor impresión?

La firma de correo electrónico: En muchos casos está sujeta a las directrices de la propia empresa. Lo importante es que sea sencillo para que la gente se acuerde de usted. Es recomendable que incluya su el teléfono de su oficina, así como su número celular, dirección, URL del sitio web y enlaces a sus canales sociales relevantes, como su perfil de LinkedIn.

Perfil en LinkedIn: Es la red social para profesionales que más está creciendo en el mundo. Un perfil profesional en LinkedIn bien nutrido y actualizado puede convertirse en su mejor aliado para mejorar su marketing personal.  Como mínimo, se debe tener una foto actual y seria, un título profesional descriptivo y un resumen detallado de lo que realiza (que muestre claramente por qué alguien debería fijarse en usted). De igual manera, es importante tener recomendaciones de otros profesionales que aseguren cómo ha sido su desempeño profesional. No tener un perfil, o tenerlo a medias da una imagen de descuidado o de alguien inadaptado a los nuevos tiempos.

E-Mail – Contenido: ¿Tiene instalado y activado el corrector ortográfico? El envío de un correo electrónico con faltas de ortografía o mala gramática puede demostrar poca importancia. Es importante leer sus mensajes atentamente antes de enviarlos para asegurarse que todo está en orden.

E-Mail – Dirección: [email protected] o [email protected] dan la impresión de una microempresa, cuando en realidad es probable que usted no lo sea. Es mejor utilizar el nombre de dominio de su compañía: [email protected]

Tarjeta: ¿Qué tacto tiene su tarjeta de presentación? ¿Se siente de buena calidad? La tarjeta de presentación influye en la primera impresión que generas, y afecta fundamentalmente a la confianza. En ella debe ir su nombre completo, puesto en la organización, información de contacto y entre ellos los enlaces a medios sociales. No tenga miedo de usar los dos lados.

Estos consejos también se pueden aplicar a otras áreas relacionadas con la tecnología que afectan a su marketing personal, como la forma de interactuar con los demás en redes sociales (¿aceptar o no aceptar las solicitudes de amistad de jefes y colegas de trabajo?, ¿qué compartir públicamente en Facebook?).

 

Contacto:

Facebook: Michael Page México
Twitter: MichaelPageMX
Página: http://www.michaelpage.com.mx/

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

¿Cuánto cuesta contratar al candidato equivocado?
Por

Los costos de una mala contratación  se sitúan entre 1.8 y 2 veces el salario anual del empleado, en el caso de un ejecu...