¿Te imaginas lo que es tener que dejar tu casa, todo lo que conocías, incluso a la gente que amas para poder sobrevivir? ¿Vivir a la expectativa, pensando que cualquier momento, cualquier día pueda ser el último? En Siria, tres de cuatro personas han dejado su hogar para estar a salvo.

Sin lugar a dudas, la guerra en Siria es la mayor crisis humanitaria y de refugiados de nuestros tiempos. La guerra ha dejado a más de 13 millones de personas en necesidad de protección, más de seis millones de personas desplazadas internamente y poco más de dos millones de personas sitiadas en sus propias ciudades. De ahí que la labor del ACNUR, la Agencia de la ONU para los refugiados, sea de vital importancia en este tema.

La labor de este organismo y su origen se remonta a 1950, año desde el que el ACNUR ha estado presente en las crisis de refugiados que modificarían la historia del mundo: la Segunda Guerra Mundial, la Revolución Húngara, la descolonización de África, las crisis de la República Democrática del Congo y Somalia, así como las recientes situaciones en Latinoamérica, con el objetivo de proteger y asistir a los refugiados.

Actualmente, el ACNUR trabaja para proteger a quienes se encuentran en mayor riesgo, proporcionando asistencia de emergencia como agua potable, saneamiento, atención médica y albergue durante los momentos de desplazamiento. Por más de 50 años, su principal objetivo ha sido salvaguardar los derechos y el bienestar de las personas que se han visto obligadas a huir.

PUBLICIDAD

La ayuda mutua es vital

Con ayuda de sus socios, comunidades, voluntarios, pero sobre todo de las donaciones de la sociedad en general, el ACNUR tiene la capacidad de transformar vidas destruidas y ayudar a millones de personas a tener un nuevo comienzo.

Sin embargo, los fondos con los que trabaja esta agencia no son suficientes y los ataques y conflictos continúan a lo largo y ancho del orbe. Es por esta razón que se lanzó la campaña “La Guerra nos persigue a todos”, una campaña que consiste en concientizar a la gente a través de las redes sociales sobre la situación en la que viven las personas desplazadas, mediante información relevante, estadísticas de guerra y las consecuencias que a diario enfrentan las personas.

El seguimiento en redes también busca generar empatía con los usuarios ante la situación de los refugiados y conseguir su apoyo. Justamente la intención es acercarlos a la realidad de miles de personas y dejar en claro que juntos podemos contribuir a hacer una diferencia y así brindar nuevas oportunidades a las personas que se ven afectadas por ella.

 

Actualmente, apoyar al ACNUR con donativos permite que se continúe con un trabajo para proteger las vidas de las personas refugiadas de Siria: medicinas, alimentos, ropa de invierno, mantas térmicas, aislamiento para tiendas de campaña, además de servicios de protección y asistencia psicosocial.

El contribuir a que esta agencia continúe ejerciendo su encomiable labor también implica la ayuda a más países y personas refugiadas. ACNUR cuenta actualmente con 10 mil 966 miembros, trabajando en más de 130 países y ayudando a más de 50 millones de refugiados a empezar una nueva vida.

La ayuda humanitaria es trabajo de todos, con tu donativo puedes hacer que ACNUR cambie la vida de más personas. Si tú también quieres apoyar, da clic aquí.

Si te lo perdiste: Google y ACNUR lanzan portal para entender crisis en Siria

 

Siguientes artículos

Vuelo de AMLO se retrasa, pero reitera: No me subiré al avión presidencial
Por

Las condiciones climatológicas provocaron el retraso de casi 5 horas del vuelo Huatulco-Ciudad de México, donde viajaba...