DW.-  “Aplaudo la respuesta regional adoptada en la Declaración de Quito y alabo a los estados de la región por mantener sus fronteras abiertas y permitir el acceso al asilo y otras alternativas legales para la estancia”, afirmó Grandi en su discurso de inauguración del Comité Ejecutivo del organismo, que comenzó este lunes en Ginebra.

“Sin embargo -agregó- se necesita más coherencia regional en la respuesta de protección”.

Países América Latina y Canadá piden que investigue abusos en Venezuela

Grandi asumió que los países necesitan “apoyo” y por ello recordó que ACNUR junto a la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) ha establecido una plataforma de coordinación regional y han designado un representante especial, Eduardo Stein, para que trabaje con los gobiernos para crear alianzas regionales y ayudar a los países receptores.

PUBLICIDAD

Quito albergó en septiembre un encuentro en que se analizó por primera vez desde un enfoque regional los distintos escenarios que plantea el fenómeno del éxodo de venezolanos a sus vecinos latinoamericanos.

El encuentro concluyó con una declaración rubricada por once de los países asistentes con la que se comprometieron a de redoblar los esfuerzos y flexibilizar las medidas exigidas a los migrantes, así como la necesidad de buscar soluciones a medio plazo puesto que muchos de los que emigran llegan a los países para quedarse.

De acuerdo a cifras recabadas por ACNUR y la OIM cerca de 2.5 millones de personas han salido de Venezuela desde 2014. (efe)

 

 

Siguientes artículos

Corte de La Haya rechaza demanda de Bolivia sobre acceso al Pacífico
Por

Con 12 votos a favor y 3 en contra, el organismo internacional desestimó todos los argumentos presentados por La Paz par...