Para Cosme Torrado, cofundador de Alsea, la marca Vips es una oportunidad con enorme potencial,  gracias a sus 364 establecimientos. La estrategia para hacer crecer su portafolio de marcas podría incluir la compra de una de las cadenas de restaurantes más grandes y con mayor posicionamiento en el país. 

 

 

Alsea no detiene su crecimiento. En plena expansión de su portafolio de marcas en México y Latinoamérica, Vips podría formar parte de la familia de conceptos que integran el modelo de negocios de la firma.

PUBLICIDAD

“Sería extraordinario para Alsea tener una marca tan importante como Vips. La verdad es que Vips es una marca con un reconocido prestigio, un extraordinario concepto, y si Alsea logra adquirir a Vips, sería para nosotros un placer extraordinario, porque es una marca con un potencial enorme”, dice en entrevista con Forbes.com.mx, Cosme Torrado Martínez, consejero delegado para América Latina de Grupo Alsea y cofundador de la compañía.

Desde el 14 de junio, Wal-Mart de México inició un proceso para considerar ofertas potenciales de terceros interesados en adquirir su división de restaurantes Vips, dentro del que se incluye El Portón, Ragazzi y La Finca. Y a partir de esa fecha se ha hablado de Sanborns, Grupo Gigante (Toks), Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR) y Alsea como jugadores de peso que analizan la posible adquisición.

Torrado afirma que Alsea es un competidor sólido para la operación: “Nosotros siempre estamos compitiendo por esa marca y por otras, no paramos de competir, sobre todo cuando vemos marcas con esa calidad, como la de Vips”.

Actualmente, Vips atiende aproximadamente a 79 millones de clientes al año a través de 364 restaurantes en el país. Además, la operación de los restaurantes representó para Wal-Mart el 1.7% de sus ventas consolidadas y el 1.6 de su flujo operativo (EBITDA), según datos de la cadena minorista.

El mercado de comida casual (casual dining) en el país abre el apetito de negocio para muchos interesados en aprovechar su valor, que se estima en los 2,100 mdd, con una tasa de crecimiento anual del 2012 al 2016 cercano al 4.4 %, según cifras de Euromonitor International.

Mientras la moneda se mantiene en el aire para definir al nuevo dueño de Vips, Cosme Torrado reconoce en el pasado de Alsea sus principales fortalezas como empresa.

 

Nuevas oportunidades

Una tienda de pizzas y una moto son los antecedentes de lo que hoy es Alsea. Cosme y Alberto Torrado recorrían la Ciudad de México hace 25 años para entregar su producto hasta la puerta de la casa de quien se los había solicitado por teléfono.

Ese fue el antecedente de lo que sería Domino’s Pizza una año después, cuando Cosme adquirió la primera franquicia de la marca estadounidense en México. Las pizzas a domicilio marcaron el inicio de Alsea.

“Mis hermanos y yo iniciamos en 1989 con una tienda. Son de esas historias familiares en donde se junta un grupo de hermanos que invierten, rompen el cochinito y ponen una tienda, y a partir de eso comienzan a generar oportunidades”, recuerda o Cosme Torrado después de haber recibido la semana pasada la medalla Anáhuac Al Ries al Mérito Empresarial.

Sin embargo, no sólo Domino’s Pizza conforma su historia empresarial; hoy suma la operación de otras 8 marcas, entre las que se encuentran Starbucks, Burger King, Chili’s, California Pizza Kitchen, así como Italianni’s, P.F. Chang’s China Bistro, Pei Wei Asian Diner y The Cheesecake Factory, además, la reciente adquisición del 25% de la participación accionaria en Grupo Axo.

“Empezamos a encontrar un modelito que nos comenzó a dar sentido, y a partir de ese modelito nos pusimos a trabajar, nos pusimos las pilas, y siguió una tienda más y la tercera y ya son 1,700”, asegura el empresario, quien reconoce que América Latina es un terreno fértil que les permitirá seguir replicando el crecimiento en México, por las similitudes con el país.

Chile, Argentina, Brasil y Colombia son los objetivos de Alsea para expandir las marcas del portafolio con el que cuenta la compañía mexicana. Recientemente, Alsea llegó a un acuerdo con Starbucks Coffee International, Inc., (SCI), para desarrollar y operar Starbucks en Colombia junto con Grupo Nutresa, en una empresa de la que Alsea será dueña en 70%.

Pero Cosme Torrado reconoce que la empresa no se conforma con las marcas que posee actualmente: “Vendrán otras seguramente. Siempre estamos buscando oportunidades, no paramos de tocar puertas. Nos vienen a ver y se dan cuenta de que hay oportunidades de crecimiento. Seguramente habrá algunas marcas nuevas en Alsea en los próximos años”.

Por el momento, Torrado descarta la opción de que la operadora mexicana vaya a crear una marca propia, ya que sabe que la historia le ha sonreído a su modelo y no piensa negar ese factor.

“Somos buenos para operarlas, pero no para crearlas”, asegura convencido el mayor de los hermanos Torrado.

 

México en el mapa de Alsea

A pesar de que la compañía mira con buenos ojos las oportunidades en los otros países de la región, Torrado cree que aún existen oportunidades para seguir creciendo en el país, que es la cuna de Alsea.

“Tenemos muy buenos años por venir. Estamos viendo un periodo difícil ahora en agosto, pero esperemos que todo esto se termine muy pronto y estas reformas sucedan, y nos permitan tener un campo virgen para los empresarios y todos los mexicanos, unos en la parte educativa, otros en la parte empresarial, para realmente sacar ese México que va ser una potencia, ya que estamos en un momento impresionante”, dice quien fuera también presidente del Consejo de Administración de Grupo Alsea.

Y aunque aún la adquisición de Vips y de otras marcas es incierta para Alsea, Cosme Torrado tiene una certeza sobre el crecimiento futuro de la compañía que vio nacer en el pasado: “Ya no nos va a detener nadie”.

 

Siguientes artículos

Sustentabilidad, una exitosa estrategia para Unilever
Por

El gigante global de productos de consumo despliega un plan para crecer (y ganar dinero): ser sustentable y respetar los...