Reuters

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) envió el martes un mensaje a la presidenta Dilma Rousseff en el que expresa preocupación por la estabilidad democrática en Brasil, cuyo ambiente político está convulsionado por escándalos de corrupción.

Detractores de la mandataria brasileña impulsan un juicio político en su contra por acusaciones sobre manipulación de las cuentas fiscales para impulsar sus posibilidades de reelección en el 2014.

“Nos alarma ver la estabilidad democrática de su patria amenazada”, dijo la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, citada en un comunicado.

PUBLICIDAD

“Nos violenta que hoy, sin mediar juicio ni pruebas, sirviéndose de filtraciones y una ofensiva mediática que ya ha dictado condena, se intente demoler su imagen y su legado, al tiempo que se multiplican los empeños por menoscabar la autoridad presidencial e interrumpir el mandato que entregaron en las urnas los ciudadanos”, agregó.

Rousseff, una ex guerrillera marxista que se convirtió en la primera mujer presidenta de Brasil, ha negado haber actuado irregularmente.

El proceso de juicio político se suma a la crisis que enfrenta Brasil, sacudido por una investigación sobre sobornos políticos a la coalición gobernante por parte de contratistas que trabajan con la petrolera controlada por el Estado, Petrobras, y de otras empresas.

 

 

Siguientes artículos

Bantrab: el banco guatemalteco que busca reinventarse
Por

Hace 10 años hicimos un examen de conciencia y analizamos por qué la corporación no era competitiva. Revisamos nuestras...