Notimex.- Alemania, el principal motor de la economía europea, escapó por poco de una recesión en el tercer trimestre después de que el sólido gasto del consumidor y del gobierno ayudó a compensar una caída en el rubro de la fabricación.

El Producto Interno Bruto (PIB) alemán creció en el tercer trimestre del año un 0.1%, con lo que evitó una recesión técnica después de que en el trimestre anterior registró una contracción del 0.2%, informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

La economía de un país entra en una “recesión técnica” cuando el PIB se contrae durante dos trimestres seguidos, en el primer trimestre del año el PIB registró un crecimiento del 0.5%.

La ralentización de la mayor economía de Europa es atribuida a los conflictos comerciales internacionales entre China y Estados Unidos, así como por la incertidumbre que genera el Brexit, lo que afecta a sectores claves de la economía alemana como la exportación.

Te puede interesar: Tesla del futuro: ¿’Made in Germany’?

El consumo es considerado como el principal pilar del crecimiento en Alemania, lo que se debe en buena parte a la baja tasa de desempleo. Sin embargo, la ralentización de la coyuntura lleva a que se enturbie el ánimo de los consumidores, destacó la Deutsche Welle.

Según la Sociedad para la Investigación del Consumo, el ánimo del consumidor en noviembre es el más bajo registrado desde otoño de 2016.

Si bien las exportaciones aumentaron en el tercer trimestre, las importaciones se mantuvieron al nivel del período anterior.

La recesión en el sector de maquinaria y equipo actuó como un obstáculo para el crecimiento, bajando en el tercer trimestre.

Lee: Adidas bajará las cortinas en fábricas robotizadas de Alemania y EU

 

Siguientes artículos

Ahorrar no es fácil… pero es sencillo (y para todos), ¿cómo?
Por

Aunque suenan parecido y en esencia ambas palabras sugieren un esfuerzo menor, si de ahorrar tu dinero se trata, fácil y...