Después de la crisis de 2009, la reducción de la pobreza desaceleró en América Latina, y se estima un aumento acumulado de 2.8 millones de personas en 2015 y 2016, de acuerdo con el estudio Progreso multidimensional: bienestar más allá del ingreso elaborado por Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Esta situación ocurre por los límites de expansión laboral y fiscal en la región, pues el mercado de trabajo en América Latina es en gran parte informal.

Más de la mitad de los 300 millones de trabajadores en América Latina son asalariados en micro-empresas con menos de cinco puestos de trabajo, autoempleados sin calificación o no perciben ingresos (programas de aprendizaje, por ejemplo).

PUBLICIDAD

De las 50 millones de empresas pequeñas y medianas en AL, siete de cada 10 son informales. Además, dos de cada tres nuevos empleos creados en la región fueron en el sector de servicios, con baja productividad y altas tasas de informalidad.

Aunque en la región salieron de la pobreza cerca de 72 millones de personas y entraron a la clase media 94 millones entre 2003 y 2013, los últimos tres años vieron una ralentización y llegó a una reversión de esta tendencia.

Según el reporte de Naciones Unidas, el promedio anual de latinoamericanos que salieron de la pobreza fue de casi 8 millones entre 2003-2008 y de 5 millones entre 2009-2014. pero entre 2015 y 2016 aumentó el numero absoluto de personas pobres, por primera vez en la década.

“Sin aumentos futuros de la productividad de los sectores de baja calificación laboral, la sostenibilidad del crecimiento y, en consecuencia, de los logros sociales, se comprometerá, añadió el informe.

Tabla: ONU

 

Siguientes artículos

CNTE provoca daños económicos en 6 estados: Coparmex
Por

El dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana exigió la aplicación de la ley, sin excepciones contr...