Andrés Manuel López Obrador deberá evaluar si mantiene el estímulo a los precios de la gasolina para evitar un efecto similar a un gasolinazo en enero. A finales de 2018 termina la vigencia de un estímulo que el gobierno otorga al precio de los combustibles como medida para contrarrestar el Impuesto Especial Sobre Productos y Servicios (IEPS).

De cancelar este apoyo, el precio de la gasolina tendría un aumento de alrededor de 10%, advierte Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

“Esta medida tiene un costo anual de 133,000 millones de pesos, sin embargo, retirarla (como estaba previsto según su vigencia) podría ocasionar un aumento inflacionario. No es como tal un gasolinazo, pero sí implica una subida abrupta de precios que puede considerarse como tal”, explicó en conferencia de prensa.

Actualmente, el estímulo va de 1.13 a 2.86 pesos por litro de combustible, por lo que el nuevo gobierno deberá ponderar si prolonga la medida para evitar una reacción impopular en los índices de inflación.

PUBLICIDAD

El costo del apoyo es equivalente a 0.58% del PIB. La cuota del IEPS se actualiza anualmente con base en el factor de actualización correspondiente a un año, de tal modo que en lo que va del año, el IEPS para gasolina fluctuó entre 3.88 pesos por litro (para combustibles no fósiles) y 5.04 pesos por litro (para Diesel). En el caso de gasolina Magna, el impuesto ha sido de 4.59 pesos por litro.

A la cuota anterior se le aplica un estímulo fiscal establecido el viernes de cada semana y que entran en vigor los sábados de cada semana. Para la semana del 13 al 19 de octubre, los estímulos fiscales son los siguientes:

– Gasolina menor a 92 octanos (magna): 46.75%
– Gasolina mayor o igual a 92 octanos (Premium) y combustibles no fósiles:29.28%
– Diésel: 56.90%

Esto es lo que ocurriría con el precio de las gasolinas si se elimina el estímulo ante el IEPS

Gabriela Siller explica que el estímulo provoca que el precio de la gasolina registre aumentos menos agresivos, aunque esto también significa una menor recaudación del IEPS, es decir, menores ingresos para el Gobierno Federal.

“El estímulo expirará a finales de este año, aunque miembros de la siguiente administración han mencionado que AMLO podría mantener este estímulo. Eliminar este estímulo podría generar un golpe adicional en la inflación y además, un impacto negativo en la opinión pública”, advierte la analista.

También puedes leer: Los pobres no comen gasolina, comen tortilla, pollo, leche: Guajardo

 

Siguientes artículos

México y EU firman acuerdo para impulsar estabilidad macroeconómica
Por

Los funcionarios firmaron un memorándum para ayudar a promover el crecimiento y la estabilidad macroeconómicos.