Las tres veces que ha chocado Arturo Herrera, actual secretario de Hacienda, en contra de su jefe, el presidente Andrés Manuel López Obrador, en realidad son cuatro, o cinco, o muchas más.

Pero destacan tres: el affaire Dos Bocas, el regaño por la supuesta no compra de respiradores en esta pandemia por el Covid-19, y los datos que el titular de Hacienda presentó respecto de los cálculos financieros y de crecimiento para 2020 y 2021.

Hace menos de un año, Herrera, un exfuncionario muy mesurado y discreto del Banco Mundial, ascendía en el escalafón de la SHCP reemplazando a su exjefe, Carlos Urzúa, al frente de la dependencia.

Una tarde de julio, AMLO lo presentaba como nuevo encargado en jefe de las finanzas públicas del país en un evento que aún se recuerda por el nerviosismo que Herrera presentaba. Muchos adujeron temor, reflejado por la actitud en ese momento de Herrera. Se le veía en el video presentado por la Presidencia con muchos nervios, mirando a todas partes, como queriendo no estar ahí.

Esa actitud “huidiza” (como la calificó cierto columnista) quizá reflejaba lo sucedido meses antes, en marzo del año pasado cuando, el entonces subsecretario dijo en una conferencia con inversionistas en Inglaterra, de acuerdo con el Financial Times, que Hacienda no daría la luz verde a Dos Bocas.

También lee: 

SHCP pone freno a refinería de Dos Bocas; recursos irán a producción petrolera: FT

“No autorizaremos la construcción hasta que tengamos un plan final que no sea muy diferente a los 8,000 millones de dólares que se contemplaron originalmente”, dijo Herrera. “Por lo pronto los recursos de este año podrían ir a exploración y producción”, añadió en relación a uno de los proyectos insignia de la 4T.

Obviamente, la respuesta del gobierno federal no se hizo esperar. Tanto AMLO como Rocío Nahle, secretaria de Energía, desautorizaron a Herrera apenas un día después, cuando el 12 de marzo reiteraron que la refinería de Dos Bocas se construiría a partir de ese año, costaría 8,000 millones de dólares y estaría lista en tres años.

Los enojos o desautorizaciones y hasta desmentidos de AMLO contra Herrera no han resultado en la renuncia del titular de Hacienda. Ni siquiera cuando, como se refirió en varias columnas, a fines de marzo el presidente tronó contra su secretario de Hacienda por no haber hecho las diligencias para comprar respiradores ya en plena emergencia sanitaria por la pandemia del coronavirus.

También lee: En tiempo real, la pandemia que atemoriza al mundo de los negocios

Las versiones apuntan a un regaño de AMLO a Herrera quien ante la pregunta del presidente del estatus de la compra de respiradores, el funcionario le dijo que había un freno por “complicaciones” administrativas.

Las versiones de columnistas apuntan a un episodio embarazoso para Herrera por la cólera con la que reaccionó AMLO al reclamarle al titular de Hacienda si acaso no entendía que el asunto era un tema de emergencia (esto mientras en público el presidente pasó semanas minimizando el impacto real de la pandemia).

El más reciente desencuentro de AMLO con Herrera derivó de la presentación de los precriterios para la elaboración del paquete económico de 2021.

Ahí, la SHCP prevé, entre otras cosas, un golpe para las finanzas públicas de 414,700 millones de pesos por menores ingresos petroleros durante 2020.

Asimismo, refirió que por la coyuntura pandémica, Hacienda prevé un decrecimiento de la economía de -3.9% a 0.1%. En cuanto al precio del barril de mezcla mexicana, calcula que sea de 24 dólares por tonel en 2021, y un tipo de cambio de 22 pesos por dólar.

Esos datos no le gustaron a López Obrador. Ayer jueves 2 de abril, en su principal tribuna mañanera, el presidente dijo que no está de acuerdo con los precriterios avalados por su jefe de finanzas públicas.

Como recordando que no es la primera vez que no está de acuerdo con Herrera, AMLO dijo: “Ahora tampoco coincido. Para empezar, no existe normalidad económica. Por razones obvias, todo está alterado. Yo, por ejemplo, sostengo que el precio del petróleo va a aumentar. Si hacemos un pronóstico para lo que va a suceder en el 21, porque así es, son pronósticos para el 21 cuando estamos en el primer trimestre del 20, pues no se me hace correcto”.

AMLO no hizo referencia a otras proyecciones igual de dramáticos o menos optimistas en torno a los pronósticos sobre la economía en 2020 y 2021.

Como la más reciente encuesta de Banxico en la que, a pesar de exhortos de Alfonso Romo a los empresarios y ejecutivos de finanzas de que mientan sobre sus expectativas, los especialistas en economía del sector privado prevén un fuerte recorte a su pronóstico de crecimiento del PIB en 2020.

El indicador sería de -3.5% este año y un repunte de 1.7% en 2021.

O el de JP Morgan, que dice que la economía caerá 7% este año. O Bank of America, que habla de -8% del PIB.

¿Cuál es la reacción de Herrera ante la más reciente descalificación de su jefe…? De momento nada ha trascendido, pero lo cierto es que los encontronazos y desencuentros seguirán, lo mismo que los pronósticos pesimistas sobre la economía.

 

Siguientes artículos

SpaceX Falcon-9 Rocket And Crew Dragon Capsule Launches From Cape Canaveral Sending Astronauts To The International Space Station
Crónica Visual | SpaceX : inicio de una nueva era espacial
Por

Tras 19 horas de viaje, los astronautas de la NASA Bob Behnken y Doug Hurley llegarán a la Estación Espacial Internacion...