“Hay que aplicar la medicina, pero no generar una sobredosis. Si es necesario (subir de nuevo las tasas), lo haremos”, dijo el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens, al respecto del alza de 50 puntos base a su tasa de interés clave y ante la posibilidad de realizar un nuevo incremento en su próxima decisión de política monetaria.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, al ser cuestionado sobre la posibilidad de realizar una nueva alza a las tasas de interés si la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos incrementa sus tipos en diciembre, el banquero central dijo que se mantendrán “muy al pendiente de lo que haga” la entidad encabezada por Janet Yellen.

“Valoraremos las circunstancias y sin duda será un factor que estará sobre la mesa”, dijo Carstens.

Explicó que las acciones de Banxico buscan lograr un equilibrio entre dos vertientes: la de “no quedarnos rezagados, pero tampoco anticiparnos a eventos que no conocemos”, ya que si se suben las tasas más de lo es necesario, podría afectar al consumidor y las empresas.

PUBLICIDAD

Tras sus comentarios sobre una posible nueva alza en la tasa de referencia en diciembre, , el peso avanzaba un 0.23% para cotizarse en 20.382 por dólar, frente a los 20.43 pesos del precio de referencia de Reuters del jueves.

En sus operaciones internacionales durante la madrugada, el peso llegó a depreciarse un 1.5% debido a que algunos participantes del mercado esperaban que alza fuera de 75 pb para contener las presiones inflacionarias.

Lee: Alza en tasa de referencia protege ingreso familiar: Carstens

Por otro lado, señaló que hasta el momento se han visto solo esbozos de la política económica del presidente electo Donald Trump, lo que es “como tratar de armar un rompecabezas sin tener todas las piezas y, bueno, eso se ha reflejado en los mercados de diferentes maneras”.

Siendo una de estas consecuencias el fortalecimiento del dólar frente a todas las divisas, alcanzando hoy su nivel más alto frente al resto de las monedas en los últimos 13 años.

Carstens reiteró que ante una presión inflacionaria, el banco central decidió aumentar 50 puntos base las tasas de interés, a 5.25% -un nivel no visto desde la crisis financiera de 2009-, y subrayó que no se trata de “una medida aislada”, ya que desde diciembre del año pasado se comenzó con el aumento en la tasas de referencia.

Explicó que dichas medidas, en cierto punto, “tienen que ser reactivas”. Asimismo, bajo la premisa de tener fundamentos económicos sanos, Banco de México inició el aumento de tasas de interés desde hace un año.

Señaló la necesidad de no adelantarse a eventos que no se conocen, pues el subir las tasas más de lo necesario, “le vamos a imponer un costo a la economía”. Lo que se busca es mantener una inflación baja y estable, de la forma más eficiente posible, es decir, con el “menor costo para la actividad económica (…) Hay que aplicar la medicina, pero no generar una sobredosis”.

Lee también: Banxico eleva tasa de interés por cuarta ocasión en 2016

 

Trump ya no es un huracán categoría 5

El gobernador de Banxico dijo que Trump ya no es un huracán categoría 5 para la economía mexicana, ya que ha mostrado una postura más conciliadora, a pesar de que aún no se sabe cómo implementará la política económica el presidente electo.

“Creo que ha estado disminuyendo la magnitud”, reiteró.

A finales de septiembre, Carstens dijo si el republicano ganaba las elecciones, la economía mexicana se verá seriamente afectada y que el aumento a las tasas de interés será solo el principio.

“Hay de tormentas a tormentas, si Trump gana será como un huracán categoría 5, (Hillary) Clinton sería una tormenta tropical”, mencionó en ese entonces el gobernador de Banxico.

 

Siguientes artículos

dolar-y-peso-03
Peso pierde ante dólar; Bolsa Mexicana hila cuarta caída semanal
Por

El billete verde se ofertó hasta en 21.04 pesos, 24 centavos más respecto al cierre anterior