Ayudar mejor y a más personas a cumplir sus sueños, es el motor secreto que le da poder a Juan Carlos Zamora Soriano, Joven emprendedor del año, ganador del Premio Hermex 2016 que entrega la Cámara Nacional de Comercio.

Cuando hablamos de tener tres empresas, una constructora, una promotora de inversión y una empresa de entrenamiento en bienes raíces, nos es difícil pensar en alguien menor de 30 años, por eso Juan Carlos Zamora de 28 años sorprendió con su historia de vida, trayectoria y determinación, para impulsarse a sí mismo y ahora a nuevos emprendedores con la Universidad de Bienes Raíces.

Pero ¿Qué hay detrás de la vida de Zamora Soriano, que le da poder, y cómo otros emprendedores podrían aprender de su camino? ese el principal objetivo del presente artículo.

De manos del gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez Márquez, Juan Carlos Zamora recibió el Premio Hermex 2016, reconocimiento que se otorga a la joven habilidad empresarial del año que entrega la Cámara Nacional de Comercio, teniendo entre otros requisitos poseer tener una empresa reconocida como caso de éxito en la innovación, servicio y/o destacado desarrollo económico, que ofrezca y contribuya a la creación de fuentes de empleos, con lineamientos de Responsabilidad Social mediante el apoyo a causas altruistas y de beneficio para los más necesitados y que la misma haya remodelado, iniciado o ampliado de forma innovadora el marco de un nuevo desarrollo empresarial, cuestión que cumple Zamora Soriano con las tres empresas que ha creado.

PUBLICIDAD

Al evento, acompañaron al gobernador guanajuatense, Enrique Solana, presidente de la Confederación Nacional de Cámaras de Comercio Servicio y Turismo, Héctor López Santillana, presidente municipal de León, y Víctor Manuel Román Flores, presidente de Cámara Nacional de Comercio de la entidad, así como representantes de presidencia de la República. Quienes se dieron cita para entregar por primera vez el premio Hermex 2016.

El nombre del premio inspirado en Hermex, dios del comercio en la mitología griega, y con la alusión a México, cambiando la “s” por “x” es el primero que se concede al mérito joven emprendedor.

 

Historia de aprendizaje

La historia de Juan Carlos Zamora, como muchas otras, es una historia con determinación y esfuerzo, pero, sobre todo, de aprendizaje a partir del cambio de enfoque y pronta aplicación de conocimientos aprendidos, cuestión que salta a la vista a los ojos de todos.

Nos cuenta que fue el libro de Robert Kiyosaki, “Padre rico, Padre Pobre”, lectura que algunos consideran obligada para nuevos emprendedores, el que le hizo cambiar la forma de ver al mundo, tras haber pasado por trabajar pegando publicidad en las calles, haciendo encuestas, repartiendo volantes, de empaquetador y cajero en los supermercados y de mesero antes de los 19 años. Pues en su familia nadie tenía negocios o era emprendedor. Y este libro le hizo verdaderamente seguir los pasos de Kiyosaki.

Él sabía que no dejaría de estudiar nunca, pues tenía la firme intención de aplicar todo lo que aprendía y ver como esto daba resultados.

Comenta que se hizo ingeniero en procesos de producción y mientras estudiaba buscaba implementar en los trabajos que conseguía todo lo aprendido. Cuestión que nos cuenta, pudo hacer superando obstáculos diversos, mientras trabajó en el sector de cuero y calzado de León y la industria automotriz.

“Pero no fue sino hasta que descubrí el mundo de los bienes raíces que encontré mi gran pasión, la de ser el cómplice de los sueños de las personas y desde entonces no he parado, saltando de empleado, a auto empleado, y de auto empleado a inversionista y sistematizador de mis propios negocios, pero todo sin perder de vista a la gente, los sueños de los demás y a la posibilidad de ayudarles a hacerlos efectivos, porque al final del día de esto es de lo que se trata todo”, relata Juan Carlos.

Comenta que comenzar por ayudarles y darles la llave de su primera casa de interés social a las personas, le hizo descubrir la importancia y la trascendencia que él tenía en la vida de los demás, que en su cabeza siempre existía la frase “yo no sé cómo, pero le voy a ayudar”. Y que el averiguar cómo sólo fue un mecanismo simple de la constancia sobre su propio trabajo y de la implementación de lo aprendido día tras día.

“Quizá lo más impresionante de todo fue que yo nunca vendí, no era que tuviera yo mucho dinero ni nada, pero mi intención de verdad era ayudar a cumplir el sueño de las personas, de la gente que menos tiene, te sorprenderías de saber cuánta gente normal hay allá afuera que tienen posicionado como su principal sueño en la vida, el tener casa propia” asegura Juan Carlos de forma determinante

Zamora Soriano revela que él nunca contaba las casas que vendía, tan es así que, recuerda, un día se acercó su jefe para felicitarle, y él lo comprendió como la clásica palmadita en la espada porque estaba haciendo bien su chamba, pero el jefe le dijo, para sorpresa de ambos, que en ese último mes había vendido 20 casas:

“Yo no sabía, ni me había percatado de ello, ahí estaba el viéndome raro, y yo creía que me felicitaba porque estaba haciendo bien mi chamba, pero cuando me dijo la cantidad incluso yo no le creí, 20 casas en 30 días era una cada día y medio” comenta el joven emprendedor.

Como Coach puedo darme cuenta que, dentro de él, la importancia percibida al entregar la casa, dejaba en segundo término la idea “de venderla” o incluso de beneficiarse económicamente de esto, lo que suscitaba una importante y poderosa razón y situación en la mente de Juan Carlos.

 

Los pasos a la formación

El camino natural de Zamora Soriano, como el mismo lo dice, era pasar de empleado a auto empleado con su constructora y de auto empleado a inversionista, y que ahora está en el siguiente plano, en el de la formación.

“La idea es simple, lo que yo he visto en mi vida es que si yo ayudo más, los demás ganan y yo también, y esa es la base de las tres empresas que he creado: Constructora Devitta S.A. de C.V. que hace sueños con casas de las personas, Inversores Inmobiliarios S.A. de C.V. que permite a otros ganar sepan o no de bienes raíces y Universidad de Bienes Raíces S.A. de C.V. que ayuda a las personas dando los aprendizajes pertinentes en el mundo de los bienes raíces”

¿Por qué dar capacitación? le preguntamos Zamora Soriano:

“La primera vez que me subí a un escenario descubrí que yo tenía mucho que enseñar y mostrar a los demás y eso lo propició la Universidad de Bienes Raíces, la posibilidad de ayudar a los demás y hacerles ganar dinero es algo que cambia la vida de la gente pues le hace tener una mejor calidad de vida y eso les permite apoyar a otros en su andar, pues les da el camino que tuve, generando empleos para ellos y haciéndoles notar que pueden lograr lo que yo”

Esta tercera empresa que tiene, con la que ha generado casos de éxito a nivel nacional, ha entrenado a más de mil emprendedores en las más de 12 formas de generación de riqueza en bienes raíces, que él conoce o que ha descubierto en su camino e implementado.

Zamora Soriano también ha incursionado a su corta edad en el mundo editorial, publicando un libro con Mestas Ediciones editorial española, titulado “Aprende a invertir Sin dinero o con poco dinero en Bienes Raíces”.

Zamora Soriano comenta:

“La gente cree que se necesita de mucho dinero, y hay muchísimas formas de hacer un ganar-ganar en este ámbito, yo enseño más de 12 formas de hacer dinero con bienes raíces y para muchas de ellas no se necesita dinero, hay formas que incluso te sorprenderían pues implica embellecer zonas deterioradas, entrar en casas abandonadas que son foco de vicios y vandalismo y apoyar a las personas que tendrían problemas para vender sus casas invirtiendo en ella sin comprar, remodelándolas y ayudando a otros, como inversionista también se puede ganar-ganar” asegura Zamora Soriano.

En cuanto a proyectos futuros, nos comenta que seguirá construyendo los sueños de las personas, seguirá enseñando a otros, sus más de 12 formas de hacer dinero con bienes raíces e impactará a Latinoamérica pues tiene ya programados entrenamientos en Perú, Colombia y Argentina.

 

Tips para nuevos emprendedores

  1. Antes de emprender un proyecto pregúntate si lo que vas comenzar a hacer incluso lo harías gratis ya que, si es así, has encontrado lo que te apasiona.
  2. Asóciate y reúnete con personas mejores que tú, que ya hayan recorrido el camino que quieres recorrer ellos, serán tus amigos y tus aliados y aprenderás mucho
  3. Nunca dejes de educarte y entrenarte. Piensa, si todos los días aprendes algo nuevo en un año serás 365 veces mejor que el día uno.
  4. Viaja y conoce por lo menos cinco lugares al año, a los que nunca habías ido, puedes comenzar por tu ciudad, después por tu estado, después por tu país y después por el mundo. Tu creatividad aumentará cada vez que tu cerebro vea imágenes nuevas, costumbres nuevas e ideas nuevas. Y esto también traerá consigo otras cosas buenas, porque el viajar te obligará a obtener más ingresos y automatizar tus proyectos para poder tener el tiempo, y eso sólo te hará mucho mejor empresario y mucho más pleno.
  5. Vive como responsable y no como víctima. Las víctimas son las que culpan a los demás por lo que les pasa, al gobierno, a sus padres, a sus esposas, al vecino, al clima o porque perdió la selección de fútbol. Las víctimas echan culpas por todo lo malo que les pasa. Vivir como responsable significa saber que todo lo que tenemos y en donde estamos es el resultado de todas las decisiones que tomamos día con día y minuto a minuto. Si te haces de verdad profundamente consciente de ello utilizarás muy bien tu tiempo y emprenderás con fuerza este camino al que le llamamos vida.

Si quieres saber más del emprendedor del año y de la Universidad de Bienes Raíces visita: universidaddebieneraices.com

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @coachalexmeza

Facebook: ImpulsoHumanoMexico

Página web: Impulso Humano México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

América Latina resiente (más) el problema de la corrupción
Por

América Latina pasa por un momento en que varios de sus países que prometían crecer más, se ven envueltos en diversos es...