La noche del 1 de julio, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, triunfó en las elecciones presidenciales más grandes en la historia de México con aproximadamente el 53% en los votos, por encima del 22% de Ricardo Anaya Cortés y el 15% de José Antonio Meade, candidatos por las coaliciones Por México al Frente y Todos por México, respectivamente.

Los puntos más simbólicos de la capital mexicana, como el Ángel de la Independencia y el Zócalo de la CDMX, se llenaron de júbilo. Mientras tanto, otros espacios, como el de las redes sociales, se llenaron de comentarios cruzados que, más que atacar al candidato, hacían un llamado a los mexicanos a olvidar sus diferencias y trabajar juntos por un cambio profundo del país.

De acuerdo con especialistas consultados por Forbes México previosa estas elecciones, esta es la razón por la que las campañas políticas se han mudado de las calles a las plataformas virtuales. Y de la misma manera lo ha hecho la llamada “democracia moderna”.

“Ya no es necesario salir a las calles a protestar, la presión en las redes sociales puede ser extrema, el caso Ayotzinapa es un buen ejemplo de ello”, afirmó Xóchitl Pimienta, maestra en comunicación política del Tecnológico de Monterrey.

La académica también recordó casos como #LadyProfeco, #LordAudi o el caso del titular de la Conagua, David Korenfeld, quien se vio obligado a renunciar después de que los usuarios de redes sociales lo señalaron por el uso de un helicóptero oficial para fines particulares.

Entre estos movimientos, también hizo especial énfasis en el movimiento juvenil #YoSoy132, en el cual los estudiantes “tachados erróneamente de apáticos”, según la investigadora, hicieron una convocatoria en redes para salir a las calles, en protesta a la imposición mediática de Enrique Peña Nieto.

“Pero este ejercicio de escrutinio público debe ser permanente”, destacó Pimienta e hizo un especial llamado a los “nativos digitales” a que este tipo de movimientos se repita y se vuelva un hábito de la nueva ciudadanía digital.

Por su parte, el gerente de política y gobierno de Facebook para América Latina, Diego Bassante, afirmó que es necesario recordar que, además de votar, como ciudadanos comprometidos con México debemos aprovechar la tecnologías de la era digital para velar que tanto el siguiente presidente como los funcionarios públicos electos cumplan sus promesas.

“Para los ciudadanos también hay un momento poselectoral que es no olvidar que tienen estos canales abiertos para comunicarse con ellos, cuestionarlos e interpelar por sus intereses, en caso necesario”, dijo el directivo. “Esto enriquece mucho la convivencia democrática”.

El vocero asegura que los propósitos de Facebook en temas políticos y de bienestar público son “darle a la gente una voz, facilitar y fortalecer el proceso democrático, ser un canal de participación y construir una comunidad cívicamente comprometida”.

“Después de las elecciones, nosotros en Facebook sabemos que la participación y el debate político no terminan aquí”, señaló el directivo, quien rescató que ahora las plataformas sociales están a disposición de todos para iniciar “un diálogo constante con las autoridades, cuestionar sus acciones y exigir transparencia y rendición de cuentas”.

Agregó que, además de la participación ciudadana, las plataformas están hechas para que también las autoridades tengan constantemente un canal para comunicarse con los gobernados, como mecanismo de retroalimentación con el fin de conocer sus condiciones y su estado de ánimo con respecto a las acciones de gobierno.

Bassante puso de ejemplo al jefe de gobierno de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, quien, de manera periódica, hace consultas populares, sesiones de preguntas y respuestas a través de sesiones de FB Live, en las cuales también da informes sobre sus avances de gobierno y recibe opiniones de la gente.

En este sentido, Pimienta comentó que los gobernantes deben aprender a vincularse de forma distinta con las personas, a escuchar y atender a los ciudadanos mediante estas redes de comunicación, pero sobre todo “a escuchar y responder con transparencia”.

“Las redes han modificado la relación entre autoridades, candidatos y comunidades, la distancia ahora es mínima, hace años era imposible pensar en hacer un comentario a un secretario de Estado o al mismo presidente de México sin intermediarios, hoy es posible”, indicó la experta en comunicación política.

 

Siguientes artículos

Beatriz Gutiérrez tuiteó una fotografía de la reunión que sostiene el presidente de México, Enrique Peña Nieto hoy con el virtual ganador de la contienda por la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Especial/Notimex.
Paz, buen gobierno y oportunidades para todos
Por

Ya cambiaron los políticos en turno, pero nada va a cambiar si no cambiamos estas tres cosas: la inseguridad, el mal gob...