Por Edoardo Papini.- Lombardía, ubicada en el norte de italia, tiene 10 millones de habitantes y 830,000 empresas; y junto con Cataluña (España), Baden Wurttemberg (Alemania) y Ródano Alpes (Francia) es uno de los cuatro motores económicos de Europa, pero también es la región más afectada por el coronavirus, con casi 15,000 muertes de las cerca de 30,000 registradas en este país europeo.

Este centro de creatividad de renombre internacional, en los campos de la moda, la comunicación, las artes, el diseño industrial, reportó sus primeros casos de Covid-19 a finales de febrero y desde entonces todo fue para abajo, sufriendo una tragedia jamás visto en su historia moderna.

Los primeros casos de Covid-19 en Lombardía fueron diagnosticados el 21 de febrero, aunque los primeros registrados en Italia fueron dos turistas procedentes de China el 30 de enero; sin embargo, como comenta el vicegobernador de la región “el paciente uno se puede llamar también paciente 1000 o 2000”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Dos días después, el 23 de febrero, se estableció una “zona roja” (establecida por acuerdo común entre la región y el gobierno) en la zona de Codogno, una provincia en el sur de Lombardía que reportó los primeros contagios y muertes. Y cuando los contagios iban aumentando se estableció una zona “naranja” (semi-encierro) para la región.

“Considero que la zona roja debía haberse hecho antes, pero no es tan fácil cerrar una zona al 100% de un día al otro y además no está en nuestras manos”, puntualiza Fabrizio Sala, vicegobernador de la región de Lombardía, a Forbes México.

Foto: Cortesía Regione Lombardia.

El 4 de marzo ocurre la primera medida nacional de encierro en Lombardía y otras regiones del norte de Italia, y finalmente el 9 de marzo se declaró un confinamiento a nivel nacional por parte del primer ministro italiano Giuseppe Conte, que duró casi dos meses hasta el lunes 4 de mayo, cuando el país entró en Fase 2.

Las medidas de bloqueo implementadas por Italia contra el brote del Covid-19 se consideraron entre las más radicales en el mundo y fueron tomadas como modelo a seguir por parte del Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom.

La decisión sacrificó la economía italiana a corto plazo para salvarla de los estragos del virus a largo plazo, con Milán considerada la capital económica del país y Venecia como uno de sus destinos turísticos más importantes; aunque las regiones de Lombardía y Véneto por sí solas producen más de un tercio del producto interno bruto italiano.

“El 8 de marzo cambiamos el sistema de salud de la Región: en Hospitales Covid (para atender a pacientes con coronavirus) y no Covid (que atienden otras enfermedades como infartos, tumores, etc.). En pocos días, el sistema de salud estaba completamente transformado”, comenta el vicegobernador de Lombardía.

“La verdad, no se dieron cuenta desde el principio del peligro y la gravedad del problema. En Lombardía, no ha sido posible identificar todos los casos positivos con certeza, porque apenas teníamos suficientes tampones”, agrega.

Fabrizio Sala, vicegobernador de la región de Lombardía. Foto: Cortesía.

De acuerdo con Fabrizio Sala, “al principio no se debía hacer tests sólo a los ciudadanos que venían de China con síntomas, se tenían que aplicar el tampón a todos aquellos que tenían síntomas”.

Sin embargo, evita entrar en polémicas y controversias, dejando al tiempo y a la historia esas definiciones: “no se trata de quién es mejor o menos bueno, es decir, una región no es mejor que otra y ni siquiera Milán es mejor que la ciudad de Nueva York”.

Sigue la información sobre el mundo en nuestra sección Internacional

Comenta que en otros países también se trató de involucrar a la política en esta situación e incluso se trató de echar la culpa a alguien por esta enfermedad, pero reitera: “Aquí hay una guerra contra el Covid-19, no una guerra entre hombres”.

Fabrizio Sala tiene clara una cosa: “no se debe morir por Covid-19, pero tampoco se debe morir por hambre”.

Por ello, asiente, para salir de esta crisis “hay que inyectar liquidez en el sistema, dinero fresco en el mercado”, es decir, dar oxígeno a las empresas cerradas para que no desaparezcan; invertir en las nuevas economías también después del virus; abrir la llave de los recursos a la infraestructura; y reducir la burocracia para acelerar una economía marcada por la recesión.

Para hacer frente a la emergencia del coronavirus la región de Lombardía se aprobó un paquete de medidas que buscan satisfacer la necesidad primaria de las pequeñas y medianas empresas, así como de los profesionales en la región: tener liquidez para garantizar la continuidad del negocio y disponer de los recursos necesarios para permitir el reinicio.

La inversión de tres años puesta en marcha es de más de 3,000 millones de euros (mde), de los cuales 400,000 mde se destinan a las autoridades locales y a las provincias; y los 2,600 mde irán al apoyo a la inversión regional.

La estrategia de reactivación

Desde el pasado lunes 4 de mayo, Milán y su región ha reducido sus medidas de encierro. Se trata de la estrategia de las 5 Ds, por medio de acuerdos con las universidades más importantes, sindicatos, asociaciones comerciales, representantes de partidos políticos, y sectores económicos representativos:

  • Diagnóstico: Tests serológicos para detectar inmunes y positivos.
  • Distancia: Distancia social (1.5 metros en los negocios y medios de transporte).
  • Dispositivos: Obligación del uso de las máscaras y a un precio accesible (hasta ahora se cuenta con 8 millones de máscaras sobre 10 millones de habitantes).
  • Digitalización: Obligación de smart working (trabajo a distancia y home office) para las actividades que lo permiten; así como impulsar el desarrollo e implementación de las nuevas economías.
  • Derechos para los ciudadanos.

El vicegobernador de Lombardía coincide con Sandra Zampa, subsecretaria del Ministerio de Salud del gobierno italiano: “El fin de la era de la pandemia de Covid-19 sólo llegará cuando se descubra una vacuna o mejor cuando se encuentre una vacuna que la limite”.

Sigue la información de la pandemia de coronavirus y su impacto en la economía

Así vive Lombardía la crisis por la pandemia

Pero ¿cómo se ha vivido la crisis de la pandemia en las ciudades?

Monza es una ciudad situada al norte de Italia, a unos 20 kms.  al noreste de Milán, es capital de la provincia de Monza y Brianza. Es la tercera ciudad más grande de la región de Lombardía y su fama internacional se debe especialmente al Autodromo Nazionale Monza, sede del Gran Premio de Italia de Fórmula 1.

“Después de Bérgamo, Brescia (ciudades y provincias más afectadas en la región de Lombardía) también ha llegado a Milán y las afueras, incluyendo nuestra Monza”, relata el alcalde de la ciudad, Dario Allevi.

Se ha pagado mucha sangre: “un pedazo de la generación de nuestros abuelos de nuestra sabiduría, que nos dejó, pero lo más doloroso fue también el no poder saludarlos, ya que fueron suspendidos los funerales sin poder dar el último digno saludo”.

Foto: Facebook del alcalde de Monza, Dario Allevi.

Dario Allevi hizo un llamado también a México: “Ante de todo les pido que no subestiman este virus. Esperamos que se aproveche lo que nos ha sucedido a nosotros y a otros países europeos (España, Francia, Inglaterra, etc.). Es un virus que se propaga con una velocidad más aterradora de lo que se pueda imaginar. Es un enemigo difícil de derrotar hasta no tener una vacuna”.

Pese a la alarmante situación y las elevadas cifras de casos -Italia es el tercer país más golpeado por el virus con 214 mil 457 contagios y 29 mil 684 decesos, de acuerdo con estimaciones de la universidad Johns Hopkins-, se ha desatado un espíritu de comunidad que permanecerá incluso después de esta pandemia, asegura Massimiliano Longo, secretario municipal para el Comercio, Turismo y Cultura de la ciudad lombarda.

“Nunca olvidaremos este período por el resto de nuestras vidas”, sentencia.

Después de dos meses de pedirle a los italianos que se queden en casa y que cierren su negocio, ahora es momento de empezar de nuevo, finaliza Dario Allevi, alcalde Monza.

Lee también: Entrevista | Italia comparte a México y al mundo sus lecciones sobre el coronavirus

Covid-19, un nuevo reto para la salud del mundo

“Impredecible, inimanigable y cruel” son los términos para referirse a este virus que utiliza Paolo Bonfanti, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas del Hospital San Gerardo en Monza, que se ha convertido en el mayor centro de atención de Covid-19 en la región de Lombardía.

El médico cuenta que lo sucedido en los últimos meses es “algo impredecible e inimaginable” y hace un llamado de atención sobre la crueldad de este virus:

“Esta enfermedad plantea un nuevo reto para todo el mundo de la salud. Los pacientes viven la condición de enfermedad en soledad forzada y el compromiso de médicos y enfermeros es también compartir con ellos esta situación completamente nueva. Es una experiencia humana y profesional que es difícil de olvidar”.

En las primeras etapas, se aplicaron terapias que se utilizaron en China en la primera oleada de la pandemia, pero sin evidencia de ningún efecto real. Bonfanti comenta que rápidamente comenzó un tipo de investigación más estructurado que está empezando a dar sus frutos, y destaca que hace apenas unos días, la FDA, el organismo regulador de los Estados Unidos para el uso de medicamentos, aprobó el Remdesivir como la primera molécula de eficacia probada para el tratamiento de Covid-19.

Pero aún queda un largo camino por recorrer, aclara.

“(El coronavirus) es una enfermedad con nuevos aspectos clínicos y epidemiológicos: es aún más lo que no sabemos de esta enfermedad que lo que hemos aprendido. Durante mucho tiempo he investigado el VIH y el SIDA, pero esta enfermedad es, de alguna manera, aún más impredecible.

Al final de todo, por supuesto, tendremos que repensar lo que ha sucedido, también aprender de los errores cometidos y pensar en nuevos modelos de salud que puedan hacer frente a emergencias sanitarias como la que estamos experimentando. No sólo a nivel local, sino a nivel de organismos supranacionales”, menciona.

En Lombardía se está repensando y remodelando el sistema de salud de acuerdo con modelos que permiten una mayor flexibilidad, caminos de seguridad e integración con el territorio también a través de herramientas como la telemedicina, finaliza el experto en enfermedades infecciosas.

Foto: Cortesía.

¿Qué sigue después de la pandemia?

“Después de esta pandemia nunca seremos iguales”, declara suelt a bocajarro el vicepresidente de la región Lombardía. “Tenemos que equiparnos para hacer frente a una nueva epidemia y pandemia”.

Fabrizio Sala finaliza con un llamado al mundo desde la región más afectada por el coronavirus (casi 15,000 muertes de las cerca de 30,000 registradas en Italia): “los enemigos del futuro son y serán los nuevos virus, después de pasar por crisis económicas y guerras, los Estados finalmente tendrán que cooperar en un esfuerzo conjunto para luchar y salvar tantas vidas como sea posible cuando haya nuevas amenazas para la salud; de lo contrario será una derrota para todos nosotros”.

 

Siguientes artículos

transporte-publico-cdmx
CDMX da bonos de combustible a micros y autobuses para evitar alza en tarifa
Por

Para evitar una alza en las tarifas, el gobierno de la CDMX distribuirá bonos de gasolina al transporte concesionado que...