Aunque Estados Unidos decida abandonar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) el intercambio comercial entre este país y México continuará y se regirá a través de la Organización Mundial de Comercio (OMC), aseguró Oscar Cruz Barney, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

“No van a bajar la cortina y dejarnos de comprar o vender, simplemente van a dejar de estar presentes las condiciones creadas por la zona de libre comercio. Volveremos al esquema anterior en donde quizás no sea tan fácil el proceso, pero seguirán existiendo los procesos de exportación e importación”, señaló el también asesor del Cuarto de Junto en el marco del Foro IDC.

Tomando en cuenta las reglas de la OMC, Estados Unidos pagaría aranceles más altos por la exportación de sus productos a México.

“Todos los bienes y productos que comerciamos actualmente están contemplados en el régimen de la OMC, hoy en día se aplica el TLCAN como una excepción al artículo 24 del GAP desaparece la excepción y regresamos al mecanismo multilateral. Los aranceles que aplicaría Estados Unidos a las exportaciones mexicanas, son menores a los que México podría aplicar a las exportaciones estadounidenses, tenemos mayores herramientas de defensa arancelaria”, detalló el investigador.

PUBLICIDAD

Lee: México prepara respuesta en caso de que EU abandone el TLCAN

Pese a ello, México ya se está preparando para la eventual salida del país vecino del norte del tratado comercial a través de la red de acuerdos comerciales internacionales que ya sostiene con países europeos y latinoamericanos.

Durante su conferencia Avances y Retrocesos en la Negociación del TLCAN, Cruz Barney recordó que el presidente Donald Trump ha cumplido con las promesas de campaña como salirse del TPP y el Acuerdo de París, lo que da la impresión que hará lo mismo con el TLCAN.

Antes de que se defina la salida del TLCAN, pasaran al menos seis meses para que se establezca la ruptura comercial legalmente y otro año como periodo de gracia para que las industrias y sectores productivos se adapten a las nuevas condiciones.

“Si el presidente Trump anuncia la salida significaría un terremoto en percepción de mercados, no necesariamente quiere decir que se vayan a salir, o que lo dejen que salga y si no hay claridad jurídica de si puede salirse sólo o requiere autorización del Congreso y puede terminar el asunto en la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos y van a pasar meses si no es que un par de años para que se decida”, detalló.

Lee también: Sin Estados Unidos, 11 países dan nueva vida al TPP

 

Siguientes artículos

tlcan-nafta
México prepara respuesta en caso de que EU abandone el TLCAN
Por

No obstante, el canciller Luis Videgaray aseguró que se mantiene un escenario positivo de lograr una buena renegociación...