Australia y la empresa Tesla preparan una red de 50,000 hogares con paneles solares apoyados por una batería almacenadora.

Este proyecto creará la planta energética virtual más grande del mundo que pretende reducir los costos del país, dijo el gobernador de Australia del Sur, Jay Weatherill.

 La meta es ayudar a miles de australianos a reducir en 30%  sus facturas eléctricas.

Su fase de prueba comenzará con la instalación de paneles solares y baterías Tesla en 1,100 casas. El costo se financiará con la venta de energía sobrante a hogares tradicionales con alta demanda, además de los negocios en el país.

La planta generará 250 MegaWatts (MW), 20% de los requerimientos energéticos de Australia al día.

Lee también: Tesla produce una batería para todo un estado de Australia

 

Siguientes artículos

Daimler y Bosch probarán sus vehículos autónomos este año
Por

la matriz de Mercedes-Benz, y Bosch se asociaron en el desarrollo de autos automatizados en un intento por acelerar la p...