Reuters.- El Ministerio de Transporte de Alemania dijo este lunes que ordenará que unos 100,000 vehículos Opel sean llamados a revisión como parte de una investigación sobre emisiones, luego de que fiscales registraron las oficinas de la compañía.

La autoridad alemana del sector automotor, KBA, encontró cuatro programas de software capaces de alterar las emisiones en 2015 y ordenó a Opel implementar una actualización en los vehículos para removerlos, afirmó el ministerio en un comunicado.

“Después de que un quinto dispositivo de software fuera descubierto a inicios de 2018, que fue considerado ilegal por parte de la KBA, se está llevando a cabo una audiencia oficial con el objetivo de imponer un llamado a revisión obligatorio para los modelos Cascada, Insignia y Zafira”, agregó.

La dependencia afirmó que Opel había retrasado la audiencia. La KBA había advertido desde abril a los fiscales de Fráncfort sobre el software, aseguró. “El llamado sobre los casi 100,000 vehículos afectados se producirá en poco tiempo”.

PUBLICIDAD

Opel rechazó cualquier acusación de utilizar dispositivos ilegales que puedan manipular las exhaustivas pruebas de emisión y también negó el dilatar decisiones. “Si (un retiro obligatorio) fuera ordenado, Opel desafiará su legalidad”, dijo la compañía de vehículos en un comunicado.

Más temprano este mismo lunes, fiscales alemanes revisaron instalaciones de Opel en Ruesselsheim y Kaiserslautern. La oficina de la fiscalía de Fráncfort afirmó que estaba investigando 95,000 vehículos equipados con motores Euro 6d.

PSA Group, dueña de las marcas Opel y Vauxhall, declinó realizar comentarios. El Opel Insignia, Zafira y Cascada fueron desarrollados cuando la marca y Vauxhall aún pertenecían a General Motors. La estadounidense vendió Opel a PSA Group en 2017.

 

Siguientes artículos

Freno a permisos de obras se reflejará en el precio final de los inmuebles
Por

La AMPI advirtió que la medida adoptada en 11 alcaldías de la CDMX incrementará el costo para los desarrolladores, pero...